Buenos Aires, 26/05/2017

Las confesiones íntimas de Militta Bora a Mirtha

En la mesa de Mirtha, la cantante confesó que conoció a su padre biológico hace tres años y habló de sus problemas con el alcohol

(CABA) La audiencia de la Chiqui esperaba ansiosa la presencia del joven actor en el programa de Mirtha Legrand luego del escándalo que se desató con la difusión de los polémicos audios de José María Muscari, quien se refirió al joven actor con términos discriminatorios y antisemitas. Sin embargo, Militta Bora (26) con las declaraciones de su difícil historia de vida más su voz pausada y su sensualidad se ganó todo el protagonismo de la mesa más famosa del país.

La joven cantante confesó que tuvo una infancia “muy difícil” que le costó años de terapia y tratamientos psiquiátricos. “Conocí a mi papá biológico a los 23 años. Me crié con mi padrastro de apellido Bora, y además después se separó de mi mamá a los 8 años. De los 12 a los 15 viví sola, después vivi con mi mamá y a los 17 me vine a Buenos Aires sola. Muchos cambios y abandono de las figuras paternas”, reveló con total sinceridad la flamante novia de Chano Charpentier.

A medida que avanzaba el programa Mirtha indagaba más y más a Militta, a quien calificó “una mezcla de mujer fatal con una niña”. Entonces, sorprendida por su relato, la Chiqui le preguntó a Bora si todos esos problemas durante su infancia y gran parte de su adolescencia desencadenaron otros inconvenientes en su vida. Sin pelos en la lengua la cantante reconoció una vez más que en el pasado tuvo problemas con el alcohol. “Nunca fui alcohólica a nivel grave pero es como lo que me gusta de drogas legales. Igual tomo poco ahora”, aseguró la última eliminada de Bailando por un sueño. Y en cuanto a las drogas indicó: “Una sola vez probé pastillas de éxtasis y sentí que me iba a morir”.

20160821183153_25748250_0_body

Además, Militta reconoció que la ausencia de su padre provocó en ella un trastorno con los hombres que logró vencer tras varios años de análisis. “En una época me gustaban cincuentones, porque tenía que resolver algo interno, un problema psicológico paterno, pero cuando lo resolví automáticamente comenzaron a gustarme hombres de mi edad”, explicó. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario