Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Las clínicas cobraran por consultas y estudios a afiliados a prepagas

Entre 50 y 100 pesos.

El importe de los co-pagos será de entre 50 y 100 pesos. Luego se podrá exigir el reintegro.

48b653597724be78c701b193eba9854a559478c3

(CABA) A partir del próximo lunes, las clínicas, sanatorios, laboratorios y centros de diagnóstico cobrarán a los afiliados de las prepagas una suma de dinero (“copago”) por cada consulta o práctica médica que realicen.

Así lo resolvieron hoy las entidades médicas, según informó el titular de ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina), Jorge Cherro, quien señaló que se fijaron valores referenciales según los tipos de consultas. Por ejemplo, la consulta médica, recetas de laboratorio – hasta 5 determinaciones– o prácticas de baja complejidad (por ejemplo, radiografía) será de $ 50. Las prácticas de alta complejidad (caso resonancias) de $ 100. Y quedará optativo el cobro de copagos en el caso de las internaciones o por terapia intensiva.

La medida afecta a casi 5 millones de afiliados, tanto si son voluntarios, por derivación de aportes de obras sociales o pertenecen a planes corporativos o de empresas.

Luego cada afiliado podrá solicitar a su prepaga el reintegro de lo pagado. Se espera ahora que las prepagas acepten reintegrar los copagos y fijen los mecanismos y plazos de los eventuales reintegros.

Claudio Bellocopit, de Swiss Medical, adelantó a este diario que reembolsarán lo pagado contra la presentación de los comprobantes respectivos. Las asociaciones de consumidores consideran que es una violación del contrato de afiliación porque se trata de una modificación unilateral de lo acordado. No obstante, las clínicas dicen que no es así porque las prepagas deberían reembolsar lo pagado por los afiliados. Ahora, se espera una dura reacción del Gobierno.

Cherro señaló que se tomó esa determinación porque las prepagas no les reconocen los mayores costos, incluidos los salariales con aumentos en 3 cuotas del 33%. Ahora el salario básico bruto (antes de los descuentos) de una enfermera es de $ 7.434. A partir de octubre pasa a $ 8.177 y desde febrero de 2015 será de $ 8.422.

En tanto, las prepagas sostienen que el Gobierno les viene autorizando aumentos en las cuotas de los afiliados inferiores a la inflación y no pueden afrontar los reclamos de las clínicas.

Hugo Magonza, titular de ACAMI (Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas) le dijo a Clarín que por el insuficiente reconocimiento de las prepagas, el sector está desfinanciado y que desde hace dos años y medio la brecha acumulada entre los incrementos pedidos y los autorizados es de 12 puntos. Son unos $ 600 millones mensuales.

En lo que va de este año, la Superintendencia autorizó un aumento en la cuota de las prepagas del 5,5% a partir de marzo como compensación por los mayores costos originados por la brusca devaluación del peso de fines de enero. Luego autorizó otro incremento del 9% a partir de junio “teniendo en cuenta las proyecciones de incremento de costos del sector” y desde octubre otro 7,5%. Como los aumentos son acumulativos, los tres incrementos autorizados arrojan un alza del 23,6%.

Las empresas de medicina prepaga tienen afiliados directos, a través de planes corporativos o de empresas y los que por estar afiliados a una obra social derivan el aporte hacia la empresa prepaga. En este último caso, si el aporte no cubre el costo del plan, deben abonar la diferencia.

El tema va a provocar una fuerte reacción de los usuarios quienes centraron planes sin copagos y vienen pagando planes individuales de $ 1.200 mensuales o más, y hasta más de $ 3.000 por mes en el caso de matrimonios con dos hijos menores.

Fuente: Clarin

Comentarios

Ingresa tu comentario