Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Las claves de la pelea por la Legislatura: qué se juegan el oficialismo y la oposición

En los comicios de octubre se renueva la mitad del parlamento porteño. Análisis del escenario electoral.

(CABA) Una de las batallas subterráneas de las próximas elecciones se librará en la cuna del macrismo. En los comicios de octubre se elegirá a 30 legisladores porteños -la mitad del cuerpo-, en una disputa crucial para Horacio Rodríguez Larreta , el sucesor de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires.

La pelea por la nueva conformación de la Legislatura tendrá un menú variado de contrincantes. Al frente de las listas habrá dirigentes de peso, ex funcionarios o figuras mediáticas que estrenarán el traje de candidatos. Consultados por La Nación, representantes del oficialismo, Unidad Porteña, Evolución, 1 País y la izquierda anticipan los ejes de sus campañas, analizan el escenario electoral porteño y coinciden en que la discusión doméstica quedará supeditada a la agenda nacional.

Vamos Juntos
El Pro arriesgará trece bancas en las próximas legislativas. A los escaños de los “puros” se sumarán las bancas que pertenecen a los aliados: Graciela Ocaña (Confianza Pública), que se encabeza la lista de candidatos a diputados nacionales de Cambiemos en la provincia, y Paula Oliveto (Coalición Cívica), que ocupa un lugar en la lista para la Cámara baja de Vamos Juntos, terminan sus mandatos en diciembre.

La lista de legisladores porteños del frente oficialista está encabezada por el ministro de Modernización, Innovación y Tecnología, Andy Freire. En los primeros casilleros, la nómina tiene un mix entre macristas que intentarán renovar sus mandatos (Agustín Forchieri y Victoria Roldán Méndez) y dirigentes afines a Elisa Carrió (Hernán Reyes).

El jefe del bloque del Pro en la Legislatura, Francisco Quintana, es una de las voces autorizadas del macrismo en la Ciudad. Considera que el perfil de Freire se complementa con la figura de Carrió, que lidera la boleta de diputados nacionales del oficialismo en la Capital. “Andy es parte fundamental de nuestro equipo en la ciudad. Tiene experiencia mediática, buen nivel de conocimiento y llegada en sectores a los que queremos apostar: creatividad, innovación o carácter emprendedor”, indica a La Nación.

El secretario general del Pro anticipa que la campaña del oficialismo estará “centrada” en contar a los vecinos “el rumbo de la gestión” de Rodríguez Larreta. “El foco está en que el vecino conozca y sepa que estamos construyendo juntos una ciudad cada vez más humana, donde habitar, desarrollarse y disfrutar sean posibilidades concretas y cotidianas”, apunta Forchieri, que ocupa el segundo casillero en la nómina de Vamos Juntos.

En el oficialismo creen que la polarización también se instalará en el territorio porteño. Quintana rechaza que el Pro intente subir al ring al cristinismo en la ciudad para reducir las chances electorales de Martín Lousteau , virtual amenaza para Larreta en 2019. “Nuestra estrategia no tiene que ver con elegir eventuales adversarios o posicionar a uno sobre otro”, remarca. “Pero en nuestra estrategia de profundizar el cambio y diferenciarnos del pasado -asevera- es probable que sea inevitable caer en una polarización entre dos modos absolutamente opuestos de concebir el Estado”.

La campaña del oficialismo porteño estará a cargo del vicejefe de gobierno Diego Santilli y del legislador Maximiliano Ferraro (CC). A más de un mes de las PASO, Quintana sostiene que habrá “mucha coordinación” entre las estrategias de la ciudad y la provincia. Por lo pronto, los postulantes porteños participaron el fin de semana pasado de los tradicionales timbreos en algunas zonas de la Capital. “Va a ser una gran elección metropolitana“, define Quintana.

El oficialismo buscará renovar las bancas propias y de aliados que arriesgará en octubre para consolidar una mayoría de 32 votos. “Mantener la cantidad que ponemos en juego es un objetivo ambicioso pero probable”, señala el jefe del bloque de Pro en la Legislatura.

Unidad Porteña
Mariano Recalde , que salió tercero en las elecciones a jefe de gobierno porteño de 2015, encabezará la nómina de postulantes a diputados porteños. Acompañará en la boleta a Daniel Filmus , un delfín habitual del kirchnerismo en la ciudad.

En contraste con la división del peronismo que generó la interna entre Cristina y Florencio Randazzo en Buenos Aires, el PJ y el kirchnerismo lograron un acuerdo en la Capital para conformar una lista común. Participarán de las PASO dentro de Unidad Porteña, un frente integrado por diversas agrupaciones de centroizquierda. Desde el búnker de Recalde aseguran que las estrategias de campaña de Unidad Ciudadana en la Capital y en la provincia estarán coordinadas. “Hay un esquema centralizado”, indican.

El ex presidente de Aerolíneas Argentinas se medirá en las PASO con Gustavo Vera (Honestidad y Coraje) y Jonathan Thea (Ahora Buenos Aires). De acuerdo con el resultado de las primarias -el piso mínimo se fijó en el 15%-, las listas se integrarán para los comicios generales de octubre.

El titular de La Alameda define la nómina que comparte con Moreno como una opción “peronista” y “laudatista”, en referencia a la encíclica del papa Francisco. El legislador porteño -su mandato termina en diciembre- remarca que su intención es debatir con propuestas dentro de la interna, pero anticipa que sus dardos tendrán al Pro como blanco principal. “En la ciudad tenemos un presupuesto privilegiado y en todos los rubros estamos en déficit: pobreza, la desocupación, inseguridad, la salud”, destaca en diálogo con La Nación.

Además de Recalde, se postulan por Unidad Ciudadana la jefa del bloque peronista, María Rosa Muiños; la dirigente de la Kolina Victoria Montenegro; el líder de Los Irrompibles, Leandro Santoro; el abogado Santiago Roberto; la legisladora y vice del PJ Lorena Pokoik; Juan Manuel Valdés; y la socióloga Carolina Brandariz.

El frente amplio donde conviven distintas vertientes del peronismo, el kirchnerismo y la izquierda porteña tiene como objetivo correr a Lousteau de la discusión con el Pro para consolidarse como la principal fuerza opositora en la Capital.

El PJ y el kirchnerismo arriesgan nueve bancas. Dentro de Unidad Ciudadana, intentarán renovar sus mandatos Pokoik (Frente para la Victoria) y Muiños (Bloque Peronista). En cambio, Gabriel Fuks (Corriente Nacional de la Militancia) no logró un acuerdo y se despedirá de la Legislatura. José Campagnoli, Pablo Ferreyra y María Tiesso, integrantes de la bancada del FPV, también dirán adiós en diciembre.

Evolución
En el cierre de listas para las PASO, Lousteau sorprendió con la designación de la periodista Débora Pérez Volpin como primera candidata a legisladora porteña de Evolución, el frente conformado por la UCR de la Capital y el Partido Socialista.

Pérez Volpin estará escoltada por el legislador radical Juan Nosiglia y la presidenta del bloque Sumá +, Inés Gorbea, dos dirigentes cercanos al ex embajador que quieren continuar en el parlamento porteño. En la nómina de Evolución también entraron, entre otros, el socialista Hernán Arce -que termina su mandato-; el abogado y especialista en temas carcelarios Leandro Halperín; y la secretaria parlamentaria Bárbara Bonelli, hija del periodista de TN Marcelo Bonelli.

Sumá + y el Partido Socialista ponen en juego cuatro escaños en los próximos comicios.

En Evolución todavía lamentan que Rodríguez Larreta haya rechazado la posibilidad de que la fuerza de Lousteau participe de las PASO del oficialismo. Sin embargo, ya se enfocan en la campaña: intensifican sus críticas a Cambiemos y llaman a auditar la gestión del Pro en la ciudad. “Entendemos que al gobierno nacional hay que ayudarlo, pero en la ciudad es distinto porque hace diez años gobierna el mismo partido. Hay que auditarlo y mirarlo”, resalta Gorbea a La Nación.

La titular del bloque de Sumá + ratifica que están dispuestos a participar de un debate con el resto de los postulantes. “La verdad es que a Cristina ya se le ganó y los problemas de la Argentina no se van a solucionar ganándole a la ex presidenta ni con su regreso, porque ella ya estuvo en el gobierno”, critica.

Evolución quiere mostrarse ante el electorado como un espacio de “reflexión”, que baje el enojo y permita a los porteños “salir de la grieta” durante la discusión de propuestas. Al igual que el massismo, lucha para romper la supuesta polarización del electorado.

1 País
La designación de Matías Tombolini como candidato a diputado nacional por la Capital fue toda una señal de Sergio Massa . El flamante aliado de Margarita Stolbizer y Victoria Donda en el frente 1 País quiere que la agenda económica ocupe el centro de su campaña.

El tema económico no lo resolvió el kirchnerismo y no lo resuelve el actual gobierno porque no les interesa. La agenda central de la Argentina que queremos instalar es pymes, trabajo, mercado interno, importación, exportación e impuestos”, asevera Sergio Abrevaya, dirigente de GEN, que estará al frente de la nómina para la Legislatura.

Abrevaya comparte la lista con Laura Velasco (Libres del Sur), el legislador Javier Gentillini (Frente Renovador) y el secretario general de APOC, Juan José Tufaro. El referente de GEN no cree que el massismo tenga poca adhesión en la ciudad y confía en que el apoyo del electorado porteño a 1 País se incrementará de cara a los comicios generales de octubre. El massismo renueva una (Gentillini) de las dos bancas que tiene en el parlamento de la Ciudad.

Respecto de la contienda, Abrevaya admite que la polarización será un rival a vencer en las próximas elecciones. Y considera que Cambiemos usará la figura de Cristina Kirchner para confrontar con el kirchnerismo porteño.

El FIT
El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), que acordó competir en los comicios con listas únicas, quiere posicionarse como la única opción opositora a la gestión del Pro. “Cambiemos ha logrado los pactos necesarios con el peronismo para poder gobernar sin sobresaltos”, subraya Myriam Bregman , primera candidata a legisladora porteña del FIT. La acompañan Gabriel Solano (PO) y Nicolás Núñez (IS).

La postulante apuntará en la campaña a temas vinculados con los derechos de las mujeres y pedirá que se declare la emergencia laboral en la Capital. El FIT arriesga una de las dos bancas que ostenta en la Legislatura.

En tanto, la nómina de Izquierda al Frente estará encabezada por Martín González y Mariano Rosa. Por Autodeterminación y Libertad irá la politóloga Marta Martínez. NR


Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario