Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Las casas en venta duplicaron su precio en la última década

Según un informe de la Dirección General de Planeamiento del Gobierno porteño, en 2004 el precio promedio del metro cuadrado de una casa era de 669 dólares, mientras que en 2014 es de 1.458,9 dólares.

(CABA) Sin el ritmo frenético de los departamentos pero con cambios evidentes. A lo largo de la última década, las casas en venta en la Capital Federal duplicaron su precio. Y si bien ahora están sintiendo el parate generalizado que sufre el mercado inmobiliario, sus valores en dólares se mantienen bastante estables, incluso más altos para aquellas que pueden ser demolidas y reemplazadas por edificios.

Los datos corresponden a un informe especial realizado por la Dirección General de Planeamiento del Gobierno porteño. En 2004, el precio promedio del metro cuadrado de una casa era de 669 dólares, mientras que el valor promedio de las 2.987 casas a la venta al momento del relevamiento del 2014 fue de 1.458,9 dólares por m2.

Al igual que con los departamentos, las diferencias de precios de las casas son altas entre el norte y el sur de la Ciudad. El valor promedio del m2 en Palermo, según el informe, fue de 2.955,1 dólares, muy por encima de los 862,2 dólares por m2 registrados en la Comuna 8, que abarca los barrios de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo.

Como en todos los inmuebles, el precio depende de la ubicación, los accesos a los transportes y servicios públicos y otras variables. Pero en el mercado de las casas juega otro factor: la posibilidad de que sean demolidas y reemplazadas por un edificio en altura, siempre y cuando la zonificación de la manzana lo permite. Este fue un fenómeno que se notó muy claramente en los últimos años en barrios como Villa Urquiza o Caballito, al punto tal que hubo movilizaciones vecinales importantes que lograron que la Legislatura sancionara leyes para limitar a la construcción en altura.

“La diferencia de precio entre una casa en una zona donde se puede hacer un edificio y una en donde no está permitido puede ser de un 30% o más. Si bien no hay tanta demanda de los desarrolladores como en años anteriores, hay algunos sectores donde este fenómeno se sigue dando, como en los alrededores de la avenida Juan B. Justo, el Parque Centenario, Scalabrini Ortiz o Niceto Vega, por ejemplo”, explicó Diego Migliorisi, gerente de Migliorisi Propiedades. También hubo muchos casos de viviendas de este tipo que fueron reconvertidas en oficinas o locales comerciales o gastronómicos, como sucedió sobre todo en Palermo.

casa venta

Pero más allá de quienes las buscan para reemplazarlas por edificios, las casas tienen un valor en sí mismo como vivienda. “Sus precios subieron al ritmo lógico en los últimos años dentro de un mercado con alzas generalizadas, con precios de la tierra urbana crecientesa y con costos de construcción también en alza constante por efecto de la inflación. Si se comparan los valores de las viviendas unifamiliares con los de departamentos en muchos casos resultan hoy más convenientes. Existen muy buenas opciones en ciertos sectores de Caballito, Boedo, Almagro o Villa del Parque, que se encuentran en valores de entre 250.000 y 300.000 dólares. Por otra parte quien compra una casa en la Ciudad no sólo está adquiriendo el espacio para habitar sino también está invirtiendo en terreno urbano propio, que probablemente se siga apreciando en función del crecimiento de la población y su concentración”, explicó José Rozados, de la consultora Reporte Inmobiliario.

Claro que el mercado de las casas tiene una demanda distinta al de los departamentos. Además de que los precios obviamente son más altos, mucha gente prefiere vivir en un edificio porque se siente más segura, lo que reduce la cantidad de interesados en adquirir una casa. Además, las familias que habitan en casas tienden a no mudarse, o al menos no al mismo ritmo que quienes viven en departamentos, con lo cual también la oferta se reduce. Salvo en los casos de personas que vendieron sus casas a constructores y se mudaron a otras en zonas donde no estaba permitido edificar en altura.

Estas particularidades hicieron que el año pasado los precios de las casas bajaran un 4,9% su precio en promedio, menos que lo que perdieron los departamentos. “Los ciclos de venta de las casas son más largas, no reaccionan tan rápido a los cambios en el mercado”, aseguró Migliorisi.

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario