Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Las Barrancas de Belgrano, con espacios verdes y obras de arte restauradas

Uno de los lugares más atractivos de Buenos Aires recuperó su aspecto original. Fueron diseñadas por Carlos Thays en 1892.

(CABA) Con más espacios verdes, restauración de obras de arte, árboles e iluminación moderna la Ciudad renovó las Barrancas de Belgrano, uno de sus lugares más atractivos de Buenos Aires, obra del legendario paisajista Carlos Thays.

Las obras, realizadas por el área de Ambiente y Espacio Público, además sumaron senderos acordes con los solados originales en la plaza central, bancos nuevos y más vegetación; en tanto, la plaza será apadrinada por la empresa L’Oréal, cuyas oficinas se encuentran frente a las Barrancas.

Las obras
Los trabajos incluyen las tres plazas que forman las Barrancas. La primera plaza, delimitada por las avenidas Juramento y Vertiz Virrey y por las calles Zavalía y Echeverría, quedará abierta al público mientras continúan los trabajos en las otras dos.

En esta primera etapa se reconstruyeron los senderos con ladrillos especialmente fabricados para que se asemejen a los originales, se repuso el mobiliario urbano y se agregaron más bancos, mesas, bebederos y cestos dobles para la recolección diferenciada de residuos. Los ladrillos originales que se quitaron, serán exhibidos en la plaza frente a La Glorieta para que se pueda seguir admirando su valor histórico.

La plaza fue inaugurada en 1892 como espacio público, y originalmente diseñada por Carlos Thays. Esos terrenos habían formado parte de la quinta de Valentín Alsina y en su entorno se ubicaban varias construcciones de valor, por eso se la declaró Área de Protección Histórica.

Barrancas de Belgrano.Fotos Andrés P. Moreno.

Los trabajos se realizaron con la intención de conservar la identidad del predio y el plano original de Thays. Entre los pequeños cambios que se incorporaron al diseño del lugar, se construyeron rampas y vados nuevos para facilitar el desplazamiento de personas con movilidad reducida y se materializaron dos senderos de generación espontánea trazados por el tránsito de vecinos y visitantes. Se mejoraron las cámaras, cajas y tableros de servicio y hubo una reparación de revoques y pintura general.

Además, se eliminó el sendero que subía hacia el mástil, debido a que su pronunciada pendiente tornaba riesgoso su recorrido.

Las obras comenzaron con la reconstrucción de veredas, solados y senderos y con la reparquización de la plaza, delimitada por las avenidas Virrey Vértiz y Juramento y las calles La Pampa, 11 de Septiembre y Zavalía.

Además, la Gerencia de Arbolado elaboró un Plan de Tratamiento y Manejo de las especies, que relevó cada uno de los ejemplares para determinar su estado sanitario, extrayendo aquellos que estaban secos, trasplantando y podando especímenes para mejorar su situación y calidad de vida, y completando el arbolado de alineación con las especies faltantes en las planteras vacías.

También se tratarán todas las zonas en las que la superficie estaba muy erosionada y se recuperará el césped. Se adecuarán los ingresos al patio de juegos y se incorporarán nuevos juegos inclusivos. Se solucionó el sistema de drenaje en general, se pusieron pisos más absorbentes y se incluyeron rampas para personas con movilidad reducida.

Restauración de obras de arte

Las obras de arte fueron restauradas por la Coordinación de Monumentos y Obras de Arte (MOA), ya que la plaza tiene varias obras, como la réplica de la Estatua de la Libertad (realizada por Frédéric Auguste Bartholdi, el artista que esculpió la original), la Fuente de los Delfines o la Glorieta. Se restauró la fuente Dama del Cántaro, el mástil, los bustos y las rejas. Al mismo tiempo, hubo una limpieza y tratamiento de los muros y las barandas de la Glorieta y la Biblioteca.

También se retiró el busto a Manuel Belgrano, que fue llevado a los talleres del MOA, donde fue restaurado y nuevamente devuelto a su pedestal.

Las Barrancas de Belgrano

Comentarios

Ingresa tu comentario