Las “asquerosidades” de los corredores

Mientras se corren suele haber “emergencias” que requieren de una solución inmediata y a veces las soluciones son bastante asquerosas

(CABA) El running es un hermoso deporte, nos permite estar en contacto con nuestro cuerpo, la naturaleza y sociabilizar con otros corredores.

Sin embargo, todo lo bueno, tiene algo de malo; y una de las cosas malas del running es que mientras se corren suele haber “emergencias” que requieren de una solución inmediata.

Como consecuencia de ello, dentro de los códigos de los corredores suelen existir algunas asquerosidades permitidas que no son tan mal vistas como cuando las hace una persona cualquiera durante el día.

A continuación, cuáles son las asquerosidades que los corredores hacen y algunos consejos para no ser tan “desagradable”.

Mucosidad

Los días de mucho frío es casi imposible impedir que tu nariz expida mucosidades mientras corres. El viento en contra y una temperatura baja, es una combinación perfecta para que  la nariz empiece a llenarse de mucosidad. Algunos corredores suelen limpiarse con la camiseta, pero otro se suenan la nariz dejando sus “restos” en la calle.

Es verdad que mientras corres no quieres perder tiempo en vanalidades, pero llevar un papel tissue en tu bolsillo o en la mano no va a quitarte demasiado tiempo.

 

Saliva

Algunos corredores son propensos a acumular saliva y mucosidades en su boca. Cuando se acumulan, hay dos opciones: tragarla o escupirla. Si uno pretende escupir, lo ideal es que no haya nadie alrededor.

Las ganas de ir al baño

Cuando se trata de orinar, todo corredor ha tenido alguna emergencia en los entrenamientos o carreras. La víctima usual suelen ser los árboles. Es desagradable ver a una persona orinando en un árbol, pero mientras corres suele ser uno de los permitidos. Por eso trata de ir al baño antes de salir a correr.

Cuando el short molesta

Los kilómetros, la transpiración, la humedad, una higiene no muy buena y/o un short mal colocado suele generar picazón y no es raro ver corredores rascándose o acomodándose el pantalón. NT