Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Las 10 mentiras que no ayudan a bajar de peso

El calor y la inauguración de la temporada de pileta dan ganas de empezar el gimnasio

Faltan muy pocos días para las fiestas y, luego de alzar las copas en familia, comienza, para muchos, el “operativo verano”. En un intento por ayudar a quienes decidieron comenzar con la actividad física a última hora, BigBang presenta los diez mitos más instalados del gimnasio.

Para tomar nota:

1. HACER EJERCICIO ANULA LA MALA ALIMENTACIÓN

“Como una porción más, total después me quedo un ratito extra en el gimnasio”, suele ser una de las frases más empleadas por los golosos. Sin embargo, el entrenador personal Maik Wiedenbach, autor del libro 101 Fitness myths (Los 101 mitos de la gimnasia), advierte que incrementar las horas de actividad física no neutraliza la incorporación de grasas. Al contrario, el 80 por ciento del aspecto físico depende, según el experto, en la dieta alimentaria.

2. LA DIFERENCIA ENTRE ADELGAZAR Y TONIFICAR

Aunque muchos creen que el objetivo final de la actividad en el gimnasio es tonificar los músculos, Wiedenbach advierte que, en realidad, la misión tiene que ser perder la grasa muscular. De esta manera, no sólo se harán visibles los músculos, sino que además el trabajo de la tonificación será mucho más sencillo.

3. LA BATALLA DE LOS SEXOS

Nada de rutinas separadas. Mientras que algunos sugieren que la actividad física tiene que pensarse en función del sexo, el experto advierte que las mujeres y los hombres comparten las estructuras corporales y que las diferencias hormonales no justifican modificacionesen la rutina física.

4. ELONGACIÓN, NO TAN NECESARIA

Pese al imaginario popular, el consejo de Wiedenbach es evitar la elongación antes de comenzar la actividad física. ¿El motivo? Estirardebilita los músculos y, por ende, incrementa el riesgo de lesiones. La recomendación es calentar antes y elongar sólo después de completar la rutina.

5. HAY QUE COMER PARA PODER QUEMAR

Aunque muchos especulan con una importante reducción en la ingesta de alimentos para potenciar los efectos de la gimnasia, el entrenador personal advirtió que no comer antes de moverse puede quemar no sólo grasas, sino también masa muscular.

6. EL DESCENSO DE PESO SE HACE DURMIENDO

Adelgazar, para muchos, depende del acelere en el ritmo cardíaco al momento de entrenar. Sin embargo, el proceso de adelgazamiento se da sólo cuando dormimos (es el momento en el que el cuerpo pierde grasa). Por este motivo, se recomienda no sólo mantener una buena rutina de sueño, sino también alternar el entrenamiento con ejercicios de alta y baja intensidad.

7. NO TODOS PUEDEN TENER ABDOMINALES

Por más ejercicios focalizados que se intenten, no todas las personas tienen una predisposición para tonificar los abdominales. ¿La clave? El nivel de grasa corporal. Si es muy elevado, entonces los abdominales pueden estar tonificados, pero jamás se verá.

8. HUEVO, COLESTEROL Y LA MENTIRA DE LAS CLARAS

Evitar el consumo de la yema del huevo responde a un intento de mantener bajo el colesterol. Sin embargo, Weidenbach advierte que, al igual que las claras, las yemas tienen vitaminas y proteínas, importantes en el marco de una rutina física. Además, prolongan la sensación de saciedad.

9. MÁS PESO, MENOS REPETICIONES

Algunos entrenadores consideran que, por tener contexturas físicas más pequeñas, las mujeres deben cargar menos peso y compensar con más repeticiones. Sin embargo, el entrenador personal advierte que la única forma de tonificar la figura es incrementando la resistencia con pesas.

10. EL SUEÑO: EL FACTOR CLAVE

Mantener agendas apretadas y lograr hacerse un hueco para el gimnasio es, para muchos, el gran logro de la semana. Sin embargo, Weidenbachrecomienda incrementar las horas de sueño y descomprimir las jornadas laborales. ¿Cuánto hay que dormir para quemar más grasa) Entre siete y ocho horas diarias.

Comentarios

Ingresa tu comentario