Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Larreta ratificó que la Línea A reabre el 8 de marzo y negó cierre de estaciones

El Gobierno porteño aseguró hoy que la línea A de subtes reanudará su servicio el 8 de marzo, tal como estaba previsto inicialmente, y negó el cierre de cuatro estaciones denunciado ayer por legisladores opositores. (Ciudad de Buenos Aires) Así lo indicó el jefe de Gabinete capitalino, Horacio Rodríguez Larreta, quien dijo que “es mentira” que las obras de modernización de ese ramal para la incorporación de nuevos vagones de...

El Gobierno porteño aseguró hoy que la línea A de subtes reanudará su servicio el 8 de marzo, tal como estaba previsto inicialmente, y negó el cierre de cuatro estaciones denunciado ayer por legisladores opositores.

obras-linea-A-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Así lo indicó el jefe de Gabinete capitalino, Horacio Rodríguez Larreta, quien dijo que “es mentira” que las obras de modernización de ese ramal para la incorporación de nuevos vagones de origen chino, haya previsto la clausura de las estaciones Piedras, Pasco-Alberti, Carabobo y Puan.

En diálogo con la prensa, Rodríguez Larreta reclamó que “en vez de poner palos en la rueda, nos dejen trabajar”, y aseguró que la línea A tendrá “las mismas estaciones que estaban funcionando” hasta principios de enero pasado.

El funcionario macrista salió así al cruce de las declaraciones de los legisladores kirchneristas Juan Cabandié y Claudia Neira, quienes habían afirmado ayer que la reforma del ramal incluyera el cierre de las paradas Piedras, Pasco-Alberti, Carabobo y Puan.

Según Rodríguez Larreta, “estamos reabriendo la línea A en la fecha que habíamos previsto, cumpliendo con el plazo. Estamos probando cada uno de los vagones nuevos”.
“La diferencia es que antes viajaban trenes que tienen cien años y ahora tenemos trenes cero kilómetro con aire acondicionado. Estamos llevando bien el plan para reabrir el subte el 8 de marzo”, prosiguió.

La línea A fue cerrada a principios de año para adaptar las vías, estaciones y tendidos eléctricos a los nuevos convoyes de origen chino.

Estas formaciones reemplazaron los centenarios vagones de madera fabricados en Bélgica que comenzaron a circular en 1913, cuando se inauguró el primer tramo del subterráneo porteño: Plaza de Mayo-Plaza Miserere.

Comentarios

Ingresa tu comentario