Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Larreta ocupará un rol fundamental en la campaña macrista

El jefe de Gobierno electo formará parte de la estrategia en los territorios que en Cambiemos consideran clave para acortar la distancia con Scioli.

Por Guido Carelli Lynch

(CABA) El “descanso” duró poco para Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno electo había encabezado una campaña larga, que comenzó en enero y lo consagró con suspenso y sólo tres puntos de ventaja en la noche del balotaje del 19 de julio. Ahora el sucesor de Mauricio Macri en el Ejecutivo porteño ocupará un rol fundamental en tres distritos que en Cambiemos consideran clave para acortar la distancia con Daniel Scioli el 25 octubre: la Ciudad, Provincia y Santa Fe. Cerca de Macri consideran indispensable crecer allí para apuntalar sus chances presidenciales. La decisión se tomó luego del almuerzo que Macri compartió con la cúpula del PRO en el Hotel Madero el miércoles de la semana pasada.

El 9 de agosto, en Capital –su principal bastión macrista– el jefe del espacio obtuvo 80 mil votos menos que los que Larreta consiguió en la primera vuelta porteña. Cerca del jefe de Gabinete hay optimismo para superar esa cifra. Entienden que en la Ciudad no hubo campaña luego de la elección local y que muchos de los recursos del distrito se volcaron al Conurbano. “Para las PASO, el call center de la Ciudad no llamó a la Ciudad”, ejemplicaron. Voluntarios y dirigentes porteños del PRO, que acostumbran a “timbrear” en la Ciudad también privilegiaron el Gran Buenos Aires. Ahora habrá una estrategia local. Será vital en ese sentido la colaboración del secretario de atención comunal Eduardo Macchiavelli, encargado del “territorio” y mano derecha del jefe de Gabinete.

Larreta se ocupará además de coordinar el traslado de fiscales y de referentes de la Ciudad para controlar la elección en el Conurbano. Pese al éxito de María Eugenia Vidal en las PASO, en el PRO creen que el mapa de fiscales en el GBA quedó “desequilibrado”. Dependió de cada referente sumar voluntades. “Por eso en San Isidro hubo exceso de fiscalización, pero en Malvinas faltó gente”, precisaron.

En Santa Fe, Larreta obrará como un “facilitador”. Buscará poner orden y traer calma a una provincia que el PRO creía ganada y perdió por un suspiro dos veces: en la elección provincial y en las PASO. Su primer logró lo plasmó el martes cuando Carlos Reutemann y Miguel del Sel volvieron a compartir una reunión y una foto. “Pondremos a todos los jugadores en la cancha”, señaló uno de los presentes. Larreta irá todas las veces que sea necesario, aunque en la intimidad asegura que no se hará cargo de la campaña. Los pases de factura por la elección provincial –por la estrategia en Rosario y en el resto de la provincia– nunca terminaron.

“Horacio es el mejor jefe de campaña que tenemos”, dice un hombre del riñón larretista. Ese cargo, que el jefe de Gabinete siempre había ocupado, ahora lo ejerce Marcos Peña. Sin embargo, no hay fisuras entre ambos. “Marcos jugó fuerte por nosotros en la Ciudad”, recuerdan.

larreta 01

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario