Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Larreta: “Daniel Scioli fue parte del gobierno que privatizó YPF”

En una entrevista con el periodista Werner Pertot, el sucesor de Mauricio Macri minimizó el ajustado resultado del domingo, dijo que “con el 50 más uno se gana” y que “ninguna elección es comparable con otra”.

(CABA) Algunos de los pasillos de la nueva sede del gobierno porteño parecen sacados de una película del futuro. Un día después de su victoria, el jefe de Gobierno electo, Horacio Rodríguez Larreta, se sienta en una sala de reuniones con paredes de madera, uno de los pocos lugares de todo el edificio que no están a la vista de todos, como un gigantesco loft. Se lo ve cansado, pero satisfecho. En diálogo con Página/12, Larreta defiende a Mauricio Macri.

–¿Cómo explica el 3 por ciento de diferencia con Martín Lousteau?

–La gente valora el trabajo que hicimos en la Ciudad. Con el 50 más uno se gana y con el 50 más uno conservamos la posibilidad de seguir trabajando cuatro años más en la Ciudad.

–Pero el PRO llegó a ganar un ballottage por 28 puntos de diferencia.

–Cada elección es una elección diferente. Ninguna elección es comparable con otra.

–Si se suman los votos de Lousteau, el voto en blanco y los nulos, más de la mitad de la población no los eligió…

–No. ¿Cómo que no? En términos de la mitad, que sea uno más o uno menos que la mitad…

–¿No hubo un llamado de atención? ¿Van a tener que hacer cambios?

–Con este resultado o con otro (si hubiéramos tenido 10 puntos más) es lo mismo. Tenemos que tener la humildad de saber que hay gente que no nos eligió y que espera otra cosa, que espera que hagamos más. Y no tengo dudas de que, dentro de la gente que nos votó, no todos están de acuerdo con todo. Siempre se puede hacer mejor, siempre se puede trabajar más y hay mucho por hacer. No cambia por un voto más o menos. Hay que revisar, profundizar.

–¿Va a haber cambios en la estrategia nacional de Macri?

–No, de ninguna manera.

–¿No hubo ya un cambio en el discurso de Macri, al reconocer políticas como la AUH, YPF, las jubilaciones y Aerolíneas Argentinas?

–Por ahí no las había incluido todas juntas en un mismo discurso, pero lo de la AUH se lo escuché un montón de veces, también lo de YPF. Un discurso así no se elabora en cinco minutos. No es que cambió el discurso por el resultado.

–¿Y por qué motivo cambió, entonces?

–Nos parece importante ir caracterizando lo que significa el cambio. Logramos plantear que hay dos alternativas: una representa la continuidad y la otra el cambio. Y empezamos a profundizar en lo que representa el cambio: el cambio no es cambiar todo. Parte del cambio no es tener una actitud fundacional. Un cambio en la Argentina es construir sobre las cosas que uno considera valiosas y que deja el gobierno anterior.

–Scioli criticó “la contradicción de Macri”.

–No es contradictorio. Es lo mismo que yo te diga que Scioli es contradictorio, porque fue parte del gobierno que la privatizó.

–¿Por qué, entonces, votaron en contra en el Congreso?

–En el caso de YPF lo que se votó en contra fue del mecanismo de confiscación.

–¿Y de Aerolíneas y las AFJP?

–Eso es muy anterior.

–No niega que antes se opusieron y ahora lo reconocen…

–Es valioso en el camino aprender. El aprendizaje es una forma de cambio. Esto fue en 2009 y en el medio tenemos la experiencia en el Gobierno de la Ciudad, donde tomamos empresas públicas como el Banco Ciudad o AUSA: el Banco Ciudad da los mejores créditos y AUSA multiplicó por cien las obras. La experiencia en el gobierno te hace revisar.

–¿La discusión ya no es Estado versus mercado?

–La discusión es cómo se hace funcionar las cosas desde el Estado. Desde el Gobierno de la Ciudad, no hemos privatizado nada. Es más: algunas cosas las hemos estatizado.

–¿Por ejemplo?

–El catastro estaba privatizado.

–Martín Lousteau dijo que puede votar a Sanz, Carrió o Stolbizer, pero no a Macri. ¿Está dentro del Frente Cambiemos?

–Preguntale a él. Yo sí formo parte del Frente Cambiemos y voy a votar a Macri. Eso muestra la coherencia.

–¿Cómo va a conformar su gabinete?

–La base va a ser el equipo del PRO que viene gobernando. Vamos a tener la misma actitud de apertura que ha tenido Mauricio todos estos años.

–¿Los ministros que apoyaron a Michetti seguirán?

–El hecho que hayan apoyado o no a Gabriela jamás va a ser un criterio.

¿Cómo piensan resolver la falta de vacantes en el sur de la Ciudad?

–Hoy no hay falta de vacantes. Les garantizamos la escuela gratuita a los chicos de cuatro años para arriba. Nos pusimos como objetivo y estamos trabajando para cubrir a los de tres.

–Sin embargo, los gremios docentes señalan que faltan unas cinco mil vacantes en el sur…

–Estarán contando de chicos de uno y dos años. La Ciudad es la primera en la Argentina en cubrir de cuatro para arriba. En el ciclo lectivo anterior hubo ruido con la inscripción on line, esta vez hubo cero problemas.

–¿Por qué el presupuesto de infraestructura escolar se viene reduciendo?

–No, ahí hubo un fondo de asignación específica, producto de una venta de terrenos en Catalinas Norte. Se hizo la mayor inversión en la historia de la Ciudad. Al principio de nuestro gobierno tenías entre 70 y 80 escuelas que no podían dar clase. Y hoy ese problema no lo tenés.

–Una escuela en Lugano reclamaba calefacción desde octubre de 2014…

–Cada tanto, por supuesto, se rompe alguna. Hay 710 edificios escolares. Siempre hay problemas para ir solucionando.

–En Salud, ¿por qué baja la participación sobre el total?

–Es ridículo tomar la participación dentro de un presupuesto que cambia. Ahora tenemos a la Metropolitana y al subte, que antes no los tenías. Solamente por sumarle esas dos partidas, baja la participación. Esto es matemática, no política. La inversión real aumentó un 23 por ciento por arriba de la inflación de verdad, no la del Indec.

–Lousteau planteó en la campaña que el gasto en insumos hospitalarios está congelado desde 2010 y que en el Hospital Pirovano hace 90 mil cirugías menos por año.

–No sé de dónde saca los datos. La realidad es que atendemos entre 10 y 11 millones de consultas por año. Al principio del gobierno, el tema de los insumos fue un desastre. Gritos por todos lados. Centralizamos y cortamos un montón de cajas. Tuvimos una turbulencia el primer año. Pero hace años que no se escuchan problemas con los insumos generalizados.

–¿Cómo caracteriza el estado de los hospitales públicos?

–Como todo, hay para mejorar. Yo apuntaría la mejora a facilitar el acceso a la gente para que sea atendida. No puede ser que alguien haga una hora de viaje para pedir un turno. Tenemos que ampliar el sistema de turno telefónico a todos los hospitales.

–¿Cuánto tiempo falta para que lleguen los contenedores a toda la Ciudad?

–Los containers verdes van a estar de acá al verano en toda la Ciudad. Los negros, de acá a dos meses.

–¿Por qué el contrato de la basura es el más caro del país e incluso que el de Madrid?

–La comparación está mal hecha. Se compara por persona. Ese cálculo se hace con los tres millones de habitantes, cuando por día hay seis millones de habitantes. En Madrid no tenés ni cerca la migración interna que tenés acá. No hay muchas ciudades en el mundo que dupliquen su población. Sólo algunas partes de Manhattan.

–¿Por qué le adelantaron 1312 millones de pesos a las empresas para la compra de camiones? ¿No era parte de lo que debían invertir?

–No, porque la Ciudad accede a un financiamiento con un interés mucho más bajo. Si no, ellos hubieran trasladado el interés de la compra a nosotros y nos hubiera costado más plata.

–Hay cerca de 275 mil personas viviendo en las villas y el presupuesto en vivienda también baja de año a año. ¿Va a haber un cambio?

–Si miran como presupuesto lo que gasta el IVC, no contás el gasto del presupuesto del Banco Ciudad, que da soluciones de vivienda. Cambiamos la política y apostamos al crédito.

–¿Es la única política de vivienda?

–No. Otra cosa es la urbanización, que va más allá de la vivienda: hacer calles, llegar con los servicios. Vamos a seguir con la urbanización.

–Hace algunos años, usted y Macri hablaron de la inmigración descontrolada. ¿Qué lugar les va a dar a los inmigrantes?

–No es una política de la Ciudad. Es un tema nacional.

–¿Cambió su forma de pensar sobre los inmigrantes?

–No es un tema de la Ciudad.

–¿Va a continuar la política de desalojos?

–Si hay orden del juez, se hace. Si no, no.

–Pero uno de los que los impulsan es el fiscal general Martín Ocampo, que es un militante del PRO.

–Los desalojo los ordena la Justicia.

–¿Qué solución se les da a las familias desalojadas?

–Depende de cada caso. No se generaliza.

–¿Cuál es el criterio?

–No sé: depende de la situación social de cada familia.

Comentarios

Ingresa tu comentario