Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Larga el Super TC2000, la Carrera de los 20 millones de pesos

El Súper TC2000 largará su final a 36 giros o un máximo de 50 minutos, en el segundo año que la categoría utiliza los motores V8. Organizar el callejero de Buenos Aires cuesta 20 millones de pesos. (Ciudad de Buenos Aires) Es la fecha más cara del automovilismo nacional. Desde el gobierno porteño, temerosos al principio, argumentan sus “dudosos” beneficios económicos. Es la carrera más importante del calendario automovilístico nacional....

El Súper TC2000 largará su final a 36 giros o un máximo de 50 minutos, en el segundo año que la categoría utiliza los motores V8. Organizar el callejero de Buenos Aires cuesta 20 millones de pesos.

callejero supertc 2000(Ciudad de Buenos Aires) Es la fecha más cara del automovilismo nacional. Desde el gobierno porteño, temerosos al principio, argumentan sus “dudosos” beneficios económicos.

Es la carrera más importante del calendario automovilístico nacional. Por lo que genera, por su trascendencia, por la controversia, por su seguimiento multitudinario y por lo que provoca en los verdaderos protagonistas: los pilotos, que coinciden en afirmar que ninguna otra competencia despierta tanta expectativa como la del callejero de Buenos Aires , donde el Súper TC 2000 abre la temporada 2013. Y así como acciona tantas sensaciones y situaciones, también es la fecha más cara de la disciplina a nivel nacional: su organización cuesta unos 20 millones de pesos.

¿De dónde surgen los recursos para la realización del callejero de Buenos Aires? “Es un negocio privado. Y el aporte proviene de los ingresos por parte de las empresas, que apuestan por este acontecimiento tan grande”, afirma Pablo Peón, presidente del Súper TC 2000 .

“Es una carrera costosa por lo que representa su infraestructura. Aquí mañana [por hoy] habrá 6000 personas trabajando. Por supuesto que los costos respecto del año pasado se elevaron”, comentó el dirigente deportivo, que se limitó a comentar ese detalle.

Si bien no se confirmó oficialmente, el costo de la prueba asciende a $ 20 millones. La organización de la carrera está compartida. El aspecto deportivo lo maneja Autosport (la empresa a cargo del Súper TC 2000), mientras que la comercialización está a cargo de la empresa R2, que se especializa en la organización de recitales y otros espectáculos masivos.

No sólo la cartelería que se ve a lo largo del circuito de 2780 metros de extensión es parte de los ingresos económicos, las empresas también hacen su aporte para tener su espacio, con tribunas exclusivas. Allí, unas 15.000 ubicaciones fueron vendidas a las compañías que se sumaron al proyecto.

Peón es un joven dirigente del automovilismo que se destaca por su gestión activa y emprendedora. Desde que asumió, en 2001, aportó ideas innovadoras para el automovilismo argentino, con circuitos callejeros, sistemas de eliminación en pista y carreras nocturnas. Su viejo sueño era un callejero en Buenos Aires. De hecho, insistió en su idea hasta que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires lo escuchó.

La propuesta se elevó desde la categoría (cuando aún se denominaba TC 2000) al ejecutivo porteño. De hecho, todo estaba acordado para debutar en 2011. Pero cuando faltaba una firma para aprobar el proyecto, desde el gobierno de la ciudad se reprobó la idea, ya que argumentaron que no tenían las garantías necesarias respecto de la seguridad de la carrera.

Tras idas y venidas, finalmente el año pasado se concretó la carrera que convocó a un millón de personas y picos de rating que alcanzaron los 20 puntos. El gobierno de la ciudad participa del acontecimiento automovilístico, que, a diferencia del año pasado, efectuado entre el Obelisco y Plaza de Mayo, ahora el vértigo se trasladó a Palermo y Recoleta.

Después de una semana con tantas críticas por los problemas en el tránsito, ¿cuál es el beneficio del callejero? “La ciudad de Buenos Aires es el centro emisor turístico más grande de la Argentina. Esto sucede en los fines de semana largos y más en este caso, que es extra largo. Para la ciudad es imperioso compensar la salida de turistas con la llegada de turistas. Con un acontecimiento como el del callejero, estimamos que se generan unos $ 300 millones entre hotelería y gastronomía. Y esto es muy importante, ya que en Buenos Aires hay 140.000 personas que trabajan de manera directa entre agencias, hoteles y gastronómicos”, explicó Hernán Lombardi, ministro de Cultura y titular del Ente de Turismo del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

“Una carrera de esta envergadura es comparable con un recital de Plácido Domingo, por ejemplo, o algún otro acontecimiento popular. En este caso, ya tiende a quedarse como parte del calendario estable”, agregó Lombardi. El aspecto turístico es cierto. Por lo menos el año pasado, el ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, coincidió con que Buenos Aires necesita generar opciones durante los fines de semana largos.

Distinto es el panorama en el área de Deportes. Tras las críticas del secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, en contra de la seguridad del callejero, fueron objetadas por Francisco de Irarrazával, subsecretario de Deportes porteño: “Me sorprendió lo que dijo, en un acto de irresponsabilidad a sólo 24 horas de la carrera”. Sobre la organización, agregó: “El gobierno de la ciudad aporta logística en el área de tránsito, de seguridad, de salud… En este caso, se ofrece la utilización del espacio público alrededor de un gran espectáculo gratuito y a la vez se ocupan 60.000 plazas hoteleras como consecuencia de este acontecimiento deportivo. Queremos que se instale como la maratón y otras actividades populares”.

Fuente: Canchallena.com

 

Comentarios

Ingresa tu comentario