Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

La verdura está igual o más cara que la carne

Enterate todo acá

Preparar una ensalada com guarnición puede salir igual o más caro que el plato principal.

Verduleria

(CABA) Si se piensa en una mesa familiar para dos adultos y dos chicos, esa guarnición puede costar desde $ 27,5 hasta $ 44,5, según un relevamiento que hizo ayer Clarín en Capital. En ese cálculo, se toman en cuenta 800 gramos de tomate y medio kilo de lechuga, dependiendo de la calidad y el precio que se consigan. El valor sube si se agregan ingredientes como la cebolla ($ 9 el kilo en los súper más caros). Ayer, en una sucursal de Disco, en Directorio 1251, el tomate perita se ofrecía a $ 46,99 el kilo. El redondo costaba $ 44,99. En el mismo negocio, era posible comprar un pollo entero de 2,6 kilos por $ 39,54.

Algunas ONG creen que en el caso del tomate no sólo juegan cuestiones climáticas –como las heladas en zonas productoras– sino también la inflación y la especulación. Por eso, el fundador de Consumidores Libres, Héctor Polino, ya convocó a no comprar y boicotear ese producto.

“El tomate está imposible, pero no puedo dejar de consumirlo”, le dijo a este cronista Valentina Bucalo Ulloa, una jubilada de 82 años que vive con una pensión y compraba en un súper de Caballito. “Yo hago ensalada todos los días y uso solamente medio tomate, para ahorrar”, confió.

En una sucursal de Coto en Castro Barros al 100, Almagro, el tomate perita se ofrecía a razón de $ 29,90 el kilo –no parecía de primera calidad–. Pero la lechuga asustaba. El kilo de mantecosa estaba $ 14,99 y el de criolla, $ 15,99. “Estos precios cambian seguido, hay que esperar”, aconsejaba un repositor. En ese local, era posible encontrar productos cárnicos más accesibles. ¿Ejemplos? Una caja de cuatro unidades de hamburguesas de carne Swift, $ 16,35; supremitas de pollo rebozadas Granja de Sol, por cuatro unidades, $ 31,50. También otras guarniciones. La bolsita con 720 gramos de papas para freír McCain estaba a $ 20,30.

Cerca de allí, en la esquina de Yrigoyen y Colombres, en una carnicería tenían como oferta el kilo de costillitas de cerdo (unas siete unidades): $ 29,99. Los dos kilos de milanesas ya preparadas, de carne o de pollo, se comercializaban a $58. “A la gente le recomiendo que elija el arroz como guarnición, que ni piense en una ensaladita”, ironizó a pura risa el encargado de ese negocio, Oscar Miño.

En Carrefour Vélez Sarsfield, donde ayer el tomate perita se vendía a $ 29,90 y la lechuga mantecosa a $ 16,99, Lidia, una vecina de Versalles de 59 años, se quejaba: “Si caminás dos cuadras, en cualquier zona, encontrás diferencias de hasta cinco pesos”. En una verdulería de Alberdi y Miralla, en Mataderos, el encargado se sinceró: “Sí, la gente está preocupada y a lo mejor compra menos, pero no puede dejar de comprar”.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario