Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

La venta de libros cayó un 4,6 por ciento

(CABA) Usar el cerebro, de Facundo Manes, 10 K, de Jorge Lanata y Bajo la misma estrella, del estadounidense John Green ocupan, respectivamente, los tres primeros puestos de la lista de los 30 libros más vendidos en la ciudad durante el segundo trimestre de 2014, según los últimos datos relevados por la encuesta de Librerías que elabora la Dirección General de Estadística y Censos. Realizada a partir de una muestra de...

libreria1

(CABA) Usar el cerebro, de Facundo Manes, 10 K, de Jorge Lanata y Bajo la misma estrella, del estadounidense John Green ocupan, respectivamente, los tres primeros puestos de la lista de los 30 libros más vendidos en la ciudad durante el segundo trimestre de 2014, según los últimos datos relevados por la encuesta de Librerías que elabora la Dirección General de Estadística y Censos. Realizada a partir de una muestra de 104 librerías porteñas que, según el director general de Estadísticas y Censos, José María Donatti, “representan el 80% de las ventas de libros de la ciudad”.

Un millón y medio de libros. Ese fue el número de ejemplares que se vendieron en la ciudad en el segundo trimestre de 2014 –los últimos datos relevados–, lo que supone una caída del 4,6% en las ventas si se observa el mismo periodo del año anterior. Según dijo Donatti a Clarín, “la mayoría de los indicadores que relevamos de la ciudad indican que economía está en retracción en el distrito. Según esto, los libros no hacen más que seguir la tendencia de la economía de la ciudad”, y añade, “bajó el consumo en general, de libros y de muchas otras cosas”. El directivo indica que el sector editorial venía siendo una excepción, pero los últimos datos confirman que tampoco escapa a esta tendencia general. Donatti explica que, además, el mercado local no escapa a la crisis general del mercado editorial en el mundo, ni al auge de los nuevos formatos. Pero asegura que lo más importante sigue siendo el declive en el consumo en la capital, “los nuevos formatos ya estaban antes y el mercado editorial se mantenía, ahora se está invirtiendo esa tendencia”.

¿Y qué pasa en términos monetarios? La encuesta dice que para el segundo trimestre del año pasado, las librerías declararon una facturación de 173,1 millones de pesos, lo que supone un incremento interanual del 23,5 %. ¿Por qué aumenta la facturación si se venden menos libros? Fácil: es efecto de la inflación.

libros

Si separamos los libros nacionales de los importados, se observa que si bien las ventas de ambos bajaron, es la de los libros extranjeros la caída más pronunciada: “esto tiene que ver con la restricción a la importación de libros”, aclara Donatti. Si lo ponemos en cifras, el número de ejemplares nacionales vendidos, en términos interanuales, subió en un 0,4%, mientras el de el de libros extranjeros tuvo una estrepitosa caída del 14%. “esto sucede porque la devaluación del peso encarece el costo de los libros importados en moneda local”, explica Donatti.

¿Y cuál es el precio medio de un libro? según la encuesta es de $118, lo que supone un incremento del 29,5%, y lo explica por el aumento del valor del dólar, en el caso de los libros importados, y por “un contexto de insumos y servicios de producción en alza”, en lo que respecta a los libros nacionales.

Aún así, hay que decir que, en cuanto a las expectativas de ventas, las librerías son optimistas y el 66% de los encuestados declaró creer que las ventas aumentarán.

Una curiosidad: ¿vieron que en la lista de los más vendidos casi no hay ficción argentina?

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario