Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

La variada oferta teatral porteña

La Ciudad de Buenos Aires se ha caracterizado siempre por su trayectoria teatral y la fuerte oferta, tanto en el circuito oficial, comercial y alternativo. Dos de ellas son, por ejemplo, un nuevo unipersonal del cómico y extravagante Fabio Poska, con su obra "Fucking Fucking Yeah Yeah", e "Inodoro Pereyra a ciegas", una propuesta sin precedentes con una experiencia 4D en el Teatro Ciego.

(CABA) La Ciudad de Buenos Aires se ha caracterizado siempre por su trayectoria teatral y la fuerte oferta, tanto en el circuito oficial, comercial y alternativo. Dos de ellas son, por ejemplo, un nuevo unipersonal del cómico y extravagante Fabio Poska, con su obra “Fucking Fucking Yeah Yeah”, e “Inodoro Pereyra a ciegas”, una propuesta sin precedentes con una experiencia 4D en el Teatro Ciego: “Lo que ves cuando no ves”.

FUCKING FUCKING YEAH YEAH

1538

En las trasnoches del Complejo La Plaza se genera un rito, un fenómeno desde hace muchos años: ir a ver a Posca. Una muestra de esto es que cada presentación es a sala llena. El secreto lo constituye una galería de personajes que tienen una particularidad: su construcción es inigualable.

El poder de observación del camaleónico artista y su reproducción es extraordinario, cada arquetipo que construye es de una perfección tal que no presenta fisuras y brinda la posibilidad de observar profundamente un segmento de nuestra sociedad con tan solo un individuo en escena.

Cada gesto, cada mohín, el modo de tirar las palabras es tan característico del estereotipo que conforma que se borra el mismo Posca. Por detrás de esto y de manera muy presente están su herramientas de trabajo, que lo hacen único. Posca es músico, compositor, canta, baila, rapea, es acróbata y es ingenioso. Su capacidad de transgredir es innata, todo lo hace en ese sentido y le sale naturalmente porque tiene capacidad para hacerlo en cada creación; el travesti con su desparpajo y sabios consejos, el Perro con toda su calle y experiencia a cuestas, Angelito, El boga merquero y sus obsesiones, el pibe chorro y su dualidad con respecto a los códigos, Pitito en su internado mostrando ambos lados de la cordura y sus recomendaciones humanistas… Cada cual en su mundo transgrede desde lo más profundo porque Posca revoluciona todo pero con mucho talento, haciéndolo creador de su propio género, de su propio espectáculo multimedia.

Siempre que se pueda hay que ir a verlo, nunca muestra lo mismo, se reinventa e inventa en su necesaria soledad, porque con seguridad, todo queda chico junto a Posca.

INODORO PEREYRA A CIEGAS

1546

La tira humorística del artista rosarino tuvo muchas casas, desde la Revista Hortensia, donde nació en 1972, hasta la Viva, su morada hasta la muerte de su autor, en 2007. También tuvo su versión en cine, con los trazos de Fontanarrosa y guión de Horacio Grimberg. Pero nadie hubiera imaginado que reviviría sobre un escenario invisible.

El desafío es, de hecho, una de las mayores osadías del Centro Argentino de Teatro Ciego, único teatro del mundo donde sus obras se desarrollan en total oscuridad.

Instalado en el Abasto en 2008, en sus dos salas trabajan setenta personas (40% ciegas o con baja visión) bajo una técnica que creó el director Ricardo Sued en base a un tipo de meditación que se realiza en templos tibetanos.

La experiencia de Inodoro Pereyra a ciegas comienza cuando dos de los actores reúnen al público para introducirlos en esta parodia del estereotipo del gaucho pampeano.

Luego, en fila india como niños de excusión, se ingresa al espacio y cada espectador es conducido a su asiento. Allí empieza a operar la magia de los sentidos: estamos en un funeral en medio del campo.

Sí, en esta versión, Pereyra aparentemente ha muerto y todos lo lloran en su rancho de adobe, en especial su perro parlante Mendieta y la Eulogia, su tosca compañera.

Con efectos especiales, música en vivo y sonido en sistema Surround 5.1, la historia cobra vida, y su humor picante y tierno rompe toda solemnidad ligada a la oscuridad.

Chistes telúricos y juegos de palabras. Los ranqueles, los loros, el Escorpión Resolana. Nada falta en ese no lugar oscuro que, al final, nos da una sorpresa extra y nos vuelve a hacer mirar con asombro infantil.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario