Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

La Universidad del Salvador inaugura un seminario sobre Política Criminal

Comienza el 15 de diciembre con miras al diseño de "un aporte más orgánico" en la materia. Su promotor, Ricardo Klass, explica de qué se trata.

Por Claudia Peiró

(CABA) “Un notable crecimiento de la violencia social”, “la aparición de las más variadas formas de actividades delictivas” y “un Estado que corre erráticamente detrás de los acontecimientos y no cumple en forma adecuada su función de prevención y represión del delito” son los elementos del diagnóstico que llevó a los autores de esta iniciativa a considerar “imprescindible reformular la política criminal para nuestro país atendiendo a sus peculiares condiciones”, como puede leerse en la fundamentación del proyecto.

Su promotor, Ricardo Klass, ex viceministro de Justicia de la Nación y actualmente profesor titular de Derecho Político de la Universidad del Salvador, será el director de este Seminario que tendrá por marco a la Facultad de Ciencias Jurídicas de la citada institución.

El fiscal Ricardo Sáenz será uno de los disertantes en la reunión inicial del 15 de diciembre.

“En Argentina se ve mucha improvisación en la materia- dijo el doctor Klass a Infobae-. Pensemos que el último plan de seguridad lo presentó Gustavo Béliz en abril de 2004 y, más allá de si era o no un buen plan, desde que él fue desplazado del gabinete nunca más se hizo nada”.

El Seminario Interdisciplinario Permanente de Política Criminal se enmarca en “una política de investigación iniciada este año por la Facultad de Ciencias Jurídicas de la USAL y en el compromiso humanista de esta institución”, explicó Klass.

La convocatoria será amplia, dijo también el director del Seminario. “A la primera reunión está invitada mucha gente de la Justicia pero también de disciplinas afines, de la medicina legal, o del ámbito penitenciario, entre otras, porque para hacer política criminal hay que reunir gente con conocimiento y experiencia”.

“Fundamentalmente se busca trabajar en diferentes temas para aportar socialmente en cada capítulo de la política criminal –explicó-. Y esta tarea encuentra en la Universidad del Salvador un escenario para dar respuesta a una preocupación social que, como la salud y la educación, no puede ser resuelta sin estudio, diagnóstico, planificación y desarrollo a largo plazo”.

“Nuestra Facultad de Ciencias Jurídicas –dice el proyecto-, en el marco de los valores perennes de la Universidad del Salvador, quiere ratificar con esta iniciativa su indeclinable compromiso ético y profesional con las personas y la sociedad en su conjunto en el marco del Estado de Derecho. No podemos soslayar una crisis que afecta los valores esenciales de una sociedad que, en gran medida, no sólo favorece la criminalidad sino que exhibe una masiva presencia de ciudadanos indiferentes o resignados, que desde una visión de signo material e individualista han dejado de lado la solidaridad y el amor al prójimo”.

Las cifras del delito también serán una preocupación de este Seminario, porque, dice Klass, hay estadísticas dispersas y la idea es poder contar con la información real del país y, en ciertos casos, como el del narcotráfico por ejemplo, en la región.

El plan de trabajo del seminario para el 2016 incluye la conformación de diferentes grupos en torno a cada una de las temáticas que compone una política criminal: prevención del delito, seguridad ciudadana, situación penitenciaria y postpenitenciaria, niños y jóvenes en conflicto con la ley, drogadicción y narcotráfico, trata de personas y tráfico de armas, etcétera. También se prevé un Encuentro Nacional de Política Criminal, ciclos de conferencias y publicaciones.

Todo ese trabajo se hará, dice Klass, con miras a “estar en condiciones, a fines de 2016, de producir un aporte más orgánico” en la materia. O, como se lee en el documento de fundamentación, “un plan de política criminal útil como aporte para la sociedad argentina en el marco de nuestro Estado Constitucional de Derecho”.

“La política criminal, esencial para la vida en sociedad, deberá ser definida por el Estado y podrá contar entre otros con el aporte de quienes, como la Universidad del Salvador, consideran que el desarrollo de las Instituciones del País es fundamental para garantizar la realización del mejor destino individual y colectivo”, señala el documento.

Una iniciativa interesante si se tiene en cuenta que el tema de la seguridad estuvo prácticamente ausente de la campaña y del debate presidencial; algo francamente llamativo en un país que padeció en estos últimos años –y sigue padeciendo- el flagelo de la violencia delictiva.

Ricardo Klass

Fuente: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario