Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

La ultra-izquierda protestó en la Embajada Británica: graves incidentes

Una protesta de Quebracho y el Polo Obrero frente a la embajada británica terminó con incidentes. Galería de fotos. Al cumplirse 30 años de la guerra de Malvinas, los activistas de Quebracho y otras agrupaciones de izquierda llegaron hasta la sede diplomática en Buenos Aires. Algunos manifestantes arrojaron piedras y bombas molotov a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos Quebracho, el Polo Obrero y otras agrupaciones de izquierda marcharon...

Una protesta de Quebracho y el Polo Obrero frente a la embajada británica terminó con incidentes. Galería de fotos.

20120402-173612.jpg

Al cumplirse 30 años de la guerra de Malvinas, los activistas de Quebracho y otras agrupaciones de izquierda llegaron hasta la sede diplomática en Buenos Aires. Algunos manifestantes arrojaron piedras y bombas molotov a la Policía, que respondió con gases lacrimógenos

Quebracho, el Polo Obrero y otras agrupaciones de izquierda marcharon esta tarde juntos hacia la sede de la embajada de Gran Bretaña en la Ciudad de Buenos Aires, donde se desató una batalla campal con la Policía.

Cerca de las 16:30, cuando la columna principal de la movilización llegaba a la intersección de Pueyrredón y Guido, algunos de los manifestantes comenzaron a arrojar piedras y otros elementos hacia la custodia policial que estaba encargada de resguardar el edificio diplomático.

Los activistas utilizaron gomeras, morteros, bombas molotov, botellas con combustible y distintos elementos para atacar a los policías. Además, quemaron insignias británicas y algunos muñecos especialmente diseñados para la ocasión.

La violencia de la movilización obligó a la Policía a avanzar con un carro hidrante y a repeler el ataque con gases lacrimógenos para restaurar el orden en el barrio de Recoleta. Recién allí los manifestantes retrocedieron y finalmente decidieron cesar las hostilidades.

Ya con la situación en calma, la Policía Federal volvió a rearmar el dispositivo de vallas y escudos que se había previsto para custodiar el edificio británico.

Fotos: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario