Buenos Aires, 19/10/2017, edición Nº 1800

La trágica historia de la fundación del Hospital Durand

Lleva su nombre en honor a quien donó una gran fortuna

El hospital Durand ubicado en caballito lleva su nombre en honor a quien donó una gran fortuna para la inauguración, pero detrás de esa donación se esconde una historia trágica.

durand

(CABA) En 1846 Buenos Aires tuvo su primer médico policial. Las funciones del doctor Carlos Durand incluían el reconocimiento de heridos y cadáveres, autopsias, exámenes psíquicos, además de la atención médica de los presos e inspecciones de farmacias. Durand fue también el primer profesor de la cátedra de Obstetricia de la UBA.

El hospital porteño que lleva su nombre, Díaz Vélez 5044, Caballito, es el resultado de una donación del propio Durand. El huraño médico mantenía una relación compleja con su esposa, Amalia Pelliza Pueyrredón, veintinueve años menor que él: la vigilaba permanentemente y hasta le prohibió salir de la casa. Finalmente, luego de años de soportar los celos y el encierro, Amalia huyó pero quedó en la pobreza. Durand la desheredó y destinó buena parte de su fortuna a la construcción del hospital, inaugurado en 1909. El gran obstetra y partero había fallecido cinco años antes.

Fuente consultada: Diego M. Zigiotto

Comentarios

Ingresa tu comentario