Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

La tarjeta SUBE ahora llega a los supermercados

Enterate todo acá

Lo afirmó Miguel Calvete, Director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones chinas de la República Argentina y Presidente del Instituto de Estudios de Consumo masivo, quien impulsa desde hace más de cuatro meses la iniciativa que acaba de aprobar por decreto el Gobierno de la Nación. Considera que la medida facilita la universalización del medio de pago y su transparencia. También asegura que ese plástico ya cuenta con seis o siete millones de posibles tomadores de créditos.

TARJETA-RECARGAR-AUTOMATICO-BANKING-CELULAR_IECIMA20120426_0049_7

(CABA) El Ejecutivo Nacional autorizó ayer a Nación Servicios S.A., empresa controlada por el Banco de la Nación Argentina, a instrumentar el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) para la adquisición de productos en establecimientos comerciales y/o para la prestación de servicios en locales adheridos, así como para el pago de peajes.

Calvete explicó que “desde la Federación que reúne a la mayoría de las entidades que representan a los autoservicios de origen chino en el país, junto a otras organizaciones gremiales, destacan la medida porque “venían solicitando desde hace más de cuatro meses que debía instrumentarse un nuevo medio de pago para bajar las comisiones de las tarjetas de crédito vigentes, tal como lo proponía el Ejecutivo nacional, pero no a través de un nuevo medio como la Supercard sino basándose en algún plástico preexistente y bajo la intervención del Gobierno Nacional a través del Banco Nación, para lograr así democratizar su implementación”.

“La tarjeta SUBE tiene más de once millones de plásticos emitidos de los cuáles casi la mitad son asalariados que ya utilizan tarjetas de crédito, con lo cual su implementación sería mucho más rápida” y agregó que “a lo que se apunta con la iniciativa que se le propuso al Gobierno y que ahora pretende adoptar, es a que se deje de lado la Supercard (que hasta hoy ha sido un fracaso) y que los siete u ocho millones de pesos del fidecomiso que se destinaban a financiar la Supercard se direccionen ahora a los tenedores de la tarjeta SUBE para que funcione como una herramienta de crédito y no sólo como un medio de prepago”, explicó el especialista en supermercadismo.

Calvete desestimó las declaraciones de grupos empresarios y otras entidades que consideran que la nueva modalidad “no funcionará” por tratarse de un sistema prepago y aclaró que “lo que se busca es precisamente que no sea sólo una tarjeta prepaga sino que se amplíe a crédito para aquellos tenedores que ya utilizan tarjetas y cuyo análisis de riesgo de liquidez ya este cubierto”. A la vez, agregó que “si realmente se va a inyectar dinero blando en el mercado es importante también brindar un mínimo crédito para que aquellos que estén en el marco de la economía informal puedan acceder a este medio de pago”.

El especialista dijo que desde el Instituto de estudios de consumo masivo “se realizó un sondeo entre entidades bancarias y financieras y en todos los casos se observó interés de las mismas para participar del financiamiento y para adaptarse a las normas que imponga el Gobierno Nacional”.

En ese sentido, afirmó que “no hay que olvidar que la ganancia de los bancos se basa en la comisión que le cobran a los comercios, con lo cual cuanto mayor cantidad de plásticos haya, mayor es la ganancia de estas entidades”. Por esto, Calvete dijo que el Ejecutivo nacional debe permitir la participación de bancos privados (para evitar las dificultades de emisión que se produjeron con la Supercard), instrumentando condicionamientos relacionados con bajas tasas de comisiones para comerciantes y compradores, y apuntando a los sectores más bajos de la pirámide de consumo.

Finalmente, Calvete aseguró que “lo novedoso de todo esto es que ya habiendo seis o siete millones de potenciales tomadores de créditos, se le pueda brindar a mutuales, cooperativas o pequeños bancos privados la posibilidad de que puedan financiar a sus miembros”.

Comentarios

Ingresa tu comentario