Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

La suba del dólar blue ayuda a la venta de autos premium

Los compradores que logren colocar sus billetes en el mercado no oficial pueden llegar a ahorrar algo más de u$s 17.000, ya que las unidades se comercializan en pesos   (Ciudad de Buenos Aires) La cotización del dólar paralelo aceleró su carrera al alza. La necesidad de acceder al billete verde y el cepo que impuso la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) hicieron que en tan solo dos jornadas...

Los compradores que logren colocar sus billetes en el mercado no oficial pueden llegar a ahorrar algo más de u$s 17.000, ya que las unidades se comercializan en pesos

 

(Ciudad de Buenos Aires) La cotización del dólar paralelo aceleró su carrera al alza. La necesidad de acceder al billete verde y el cepo que impuso la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) hicieron que en tan solo dos jornadas la cotización blue creciera 27 centavos. Así fue que la búsqueda de la moneda estadounidense llevó a los ahorristas privados a comprar en niveles de $ 7,05 ? $ 7,07 por dólar al cierre de la jornada de ayer, luego de haber marcado en la sesión un récord de $ 7,10, dijeron los operadores de la city porteña.

En medio de este proceso hay sectores que se benefician con esa brecha entre las cotizaciones. Un ejemplo de esto es el sector de los autos importados.

Mientras el sector inmobiliario busca pesificarse y no morir en el intento, los importadores de autos 0 Km aprovechan la ventaja de tener el mercado pesificado desde el primer día para ganar clientes. Los autos siempre se pagaron en pesos, no importa si eran de Estados Unidos, Europa o Brasil, y con las dos cotizaciones se abre una posibilidad para acceder a marcas que parecían más lejanas?, explicó en off un empresario vinculado a la venta de unidades de alta gama.

La ecuación es bastante simple. Si una persona quiere comprar un Volvo S60 puede ir con $ 279.400, o con u$s 56.900 ya que la concesionaria oficial de la marca toma el tipo de cambio a $ 4,91. Pero si el comprador logra vender los dólares a un particular a, por ejemplo, $ 7,07, sólo necesitaría u$s 39.519 para acceder al mismo modelo de la automotriz con sede en Suecia.

Y, con los u$s 17.318 podría adquirir una moto BMW modelo Enduro F 650 GS que, según la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) tiene un valor de mercado de $ 81.830. O, haciendo un pequeño esfuerzo, acceder a un Audi A1 1.2 TFSi MT Attraction ($ 138.200). A esta diferencia se le suma que la mayoría de las automotrices han decidido salir con fuerza a financiar la compra de unidades, por lo que para atraer nuevos clientes ofrecen tasas que no superan el 10%, es decir 15 puntos por abajo de la inflación real.

Con este contexto, las marcas premium de automóviles que no lograban vislumbrar el futuro a principios de 2012 debido a las incertidumbres generadas por el cepo a las importaciones, logran un buen resultado.

Es que según los datos de diciembre de Acara, el sector que conforman marcas como Audi, BMW, Jeep, Volvo, Mini, Land Rover, Porsche, Ssangyoung, Ferrari, Mercedes Benz, Jaguar, Smart, Alfa Romeo, Hummer y Subaru alcanzaron los 28.415 patentamientos durante todo el año. Se trata de una importante suba, si se tiene en cuenta que en 2011 habían patentado 26.892 unidades. Es más, algunas marcas mostraron grandes avances respecto al 2011, teniendo en cuenta que es un segmento que vende pocas unidades. Así, Audi aumento sus operaciones un 20,36%; BMW un 17,71%; Jeep un 40%; Volvo 8% y Mini 88%.

Fuente: El Cronista

Comentarios

Ingresa tu comentario