Buenos Aires, 19/08/2017, edición Nº 2078

La solución a las inundaciones depende de los fondos buitre

La Ciudad logró el aval de la Nación para endeudarse. El Estado Nacional debe funcionar como respaldo del crédito que reciba la Ciudad de Buenos Aires, mediante caución de títulos públicos. (Ciudad de Buenos Aires) Tras la histórica inundación que dejó un saldo de seis víctimas fatales en la Ciudad de Buenos Aires y destrozos aún no calculados, se reavivó la discusión por las obras inconclusas en los barrios porteños...

La Ciudad logró el aval de la Nación para endeudarse. El Estado Nacional debe funcionar como respaldo del crédito que reciba la Ciudad de Buenos Aires, mediante caución de títulos públicos.

temporal-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) Tras la histórica inundación que dejó un saldo de seis víctimas fatales en la Ciudad de Buenos Aires y destrozos aún no calculados, se reavivó la discusión por las obras inconclusas en los barrios porteños que se ven azotados con cada temporal. La falta de fondos y la cuestión del financiamiento estuvo en el centro de los cruces entre el gobierno de Mauricio Macri y la Nación, mientras una vez más los rehenes de la discusión fueron los ciudadanos porteños.

En medio de las peleas, una cruzada encarada por el gobierno nacional es clave en el desarrollo de las obras hídricas más urgentes en la agenda de Macri.

El jefe de Gobierno porteño espera que el ministro de Economía, Hernán Lorenzino y el vicepresidente Amado Boudou, salgan exitosos de la gesta libertadora contra los fondos buitre que se debate en los tribunales estadounidenses.

Es que, según fuentes del Gobierno de la Ciudad, mucho de ello depende que el Banco Mundial finalmente le otorgue a la gestión macrista un préstamo de u$s 120 millones para las obras del arroyo Vega, responsable de las inundaciones en el barrio de Belgrano y sus adyacencias.

Si bien hay otros elementos importantes en la decisión ?como que la Argentina acate los fallos del CIADI y transparente datos clave del Indec, como la inflación? la pelea con los buitres resulta clave.

Esta vez, la Ciudad logró el aval de la Nación para endeudarse. Esta garantía es necesaria porque el Estado Nacional debe funcionar como respaldo del crédito que reciba la Ciudad de Buenos Aires, mediante caución de títulos públicos. Es decir que, si en el peor de los casos la Ciudad no paga, se venden títulos públicos del país para cumplir con los compromisos de deuda.

En 2009, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) otorgó un préstamo a la Ciudad para encarar las obras del Vega y el arroyo Medrano, que pasa entubado por Saavedra y Nuñez y también es responsable de las inundaciones en estos barrios, que tuvieron una fuerza casi inédita esta semana.

En aquel momento, la Nación no participó en del proceso licitatorio de las obras, por lo que tampoco después avaló el proyecto cerrado que le presentaba el gobierno de su, por otro lado, opositor, Mauricio Macri. Entonces, el préstamo del BNDES se cayó y con él se fue la constructora brasileña Andrade Gutiérrez, que había conformado una UTE con Vialco, de Electroingeniería, y había ganado la licitación de la obra, que les había sido preadjudicada.

Ahora, el Ministerio de Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a cargo de Daniel Chain, debe lanzar una nueva licitación en la que se espera que vuelva a presentarse Vialco y otras constructoras como Roggio, Iecsa, Cartellone y la propia Ghella, la firma italiana que estuvo a cargo de las obras del arroyo Maldonado del barrio de Palermo.
Desde el gobierno porteño confían que se podrá obtener el crédito blando del Banco Mundial, más que ventajoso por tasa y plazos. Pero debido a la urgencia, tampoco se descartan otros planes de financiamientos aunque sean más costosos.

Fuente: Cronista.com

Comentarios

Ingresa tu comentario