Buenos Aires, 20/11/2017, edición Nº 1832

La salud de “La Tota” Santillán luego de la detención

El conductor permanece en un centro de salud privado. El fiscal que intervino en el caso brindó detalles de cómo fueron las primeras horas de detención.

(CABA) Sedado, sin ningún tipo de comunicación con el exterior y rodeado de sus familiares más cercanos, quienes a la vez tienen sus teléfonos casi todo el tiempo apagados por orden médica. Así se encuentra Daniel “La Tota” Santillán (49) desde que fue internado el sábado por la madrugada por decisión judicial, luego de haber sido detenido por la policía en Vicente López a la salida de un bazar del que escapaba con productos que había sustraído.

Según contaron a Teleshow amigos del conductor, Santillán se encuentra en un centro de salud de la zona oeste del Gran Buenos Aires y “nadie puede hablarle de lo que pasó el viernes por la noche” por pedido de los médicos. De hecho, pese a que son cada vez más los amigos que quieren ir a visitarlo, por prescripción médica los únicos que pueden estar en contacto con “La Tota” son sus hermanos o sus hijos mayores.

Con el paso de las horas, se pudieron aclarar detalles del episodio que tuvo como protagonista al referente de la movida tropical el viernes por la tarde aunque todavía quedan algunos interrogantes. El fiscal Martín Gómez, de la Fiscalía de Vicente López Este y quien intervino al poco tiempo de ocurrido el hecho, le confirmó a Teleshow que decidió la internación del artista por el cuadro en el que se encontraba. “Lo revisó un médico legista, que de inmediato descartó que estuviera bajo los efectos de algún tipo de sustancia”, dijo y agregó que para los profesionales que luego lo revisaron era ostensible “el cuadro psicótico en el que se encontraba, porque pasaba del llanto a la euforia”. Como en un principio “La Tota” no quería irse de la celda de la comisaría en la que estaba demorado, tuvo que acercarse hasta el lugar un equipo interdisciplinario de turno del hospital zonal. La psiquiatra que lo atendió le dio un tranquilizante y luego se determinó que Santillán, considerado entonces “riesgoso para sí y para terceros”, fuera liberado y dejado a disposición de las autoridades médicas.

Ahora, la justicia debe determinar si el episodio se trató efectivamente de una tentativa de hurto porque, antes de su detención, “La Tota” discutió con el comerciante que lo atendió pero había hecho la fila con la intención de pagar. Además, no se descarta que el dueño de la cadena de locales tuviera una deuda con Santillán, por lo que las líneas en la investigación se multiplican.

Al salir del bazar, “La Tota” forcejeó con los efectivos policiales que se acercaron hasta el lugar y le dio una cachetada a una mujer policía, a quien le quitó su handy y lo revoleó al medio de la avenida Maipú. Por esto y porque entre los forcejeos rompió el espejo de un móvil policial, Santillán es investigado por “resistencia a la autoridad” y “daño calificado”.

El antecedente

Hace un mes, “La Tota” fue protagonista de un escándalo con la modelo Cinthia Lieve en la localidad de Mar del Platal. La joven dice que lo denunció al regresar a Buenos Aires ante la Oficina de Violencia Doméstica porque, según le contó aTeleshow, el conductor la maltrató durante una presentación para la que ella había sido contratada, junto a un grupo de modelos, en un boliche.

“Llegamos y como no nos quería pagar le dije que por favor lo hiciera. Ahí se sacó, estaba como loco y me decía: ‘¿qué te pensás, que yo no pago?’mientras me pasaba por la cara un manojo de plata“, narró Lieve y agregó: “Fue una pesadilla lo que viví porque me quedé varada en Mar del Plata, me quedé sola en un hotel y me agarró un ataque de pánico. No nos quería traer de vuelta a Buenos Aires como habíamos quedado. Él decía que alguien le había robado la recaudación. Yo tuve mucho miedo porque además es un tipo imponente“.

Consultada sobre lo ocurrido el viernes con Santillán, la modelo aseguró: “De alguna manera no me sorprendió porque aquella vez estaba muy sacado y me pareció capaz de cualquier cosa”.

Quien también habló sobre la situación del animador es la vedette Cecilia Oviedo, a quien en 2008 los medios habían vinculado sentimentalmente con Santillán, un episodio que luego derivó en una escandalosa pelea.

Según le señaló a Teleshow, en el último tiempo ambos tuvieron un acercamiento y volvieron a ser amigos. De acuerdo a lo que pudo saber Oviedo, que lo conoce desde hace más de 15 años, Santillán estaba “cada vez más susceptible” desde que se divorció de Sol Fiasche y no haber podido ver a sus hijas durante once meses lo hizo colapsar.

“De hecho yo lo acompañé en la época en la que se había separado de Fernanda Vives y también fue igual, estaba destruído. En aquel tiempo lo acompañé a ver un psicólogo”, aseguró Oviedo y agregó: “Por lo que sé ahora estaba muy solo, muchas veces sin salir de la cama, y cada peso que juntaba era para dárselo a la madre de las hijas”.

El viernes pasado, luego de almorzar con el ex juez Julio Cruciani, a quien Santillán acudió en busca de auxilio porque se encontraba desesperado, el referente de la movida tropical fue detenido a la salida de un bazar en la avenida Maipú, en Vicente López, luego de intentar escapar sin pagar por la mercadería que pretendía llevarse. Según denunció su abogado, Roberto Casorla, “La Tota” sufrió un “brote psiquiátrico” porque iba a ser desalojado del departamento en el que vivía y porque había sido amenazado por su ex suegro, el abogado Jorge Fiasche, quien, según el artista, tiene vínculos con Jorge Castillo, “el Rey de La Salada”.

MG

FUENTE CONSULTADA: TELESHOW

Comentarios

Ingresa tu comentario