Buenos Aires, 19/11/2017, edición Nº 1831

La producción hot de Macarena Rinaldi, la bailarina de Alí Kemal

La partenaire de Ergün Demir en ShowMatch lució su increíble figura en una sexy producción y habló de todo. Mirá la galería de fotos.

(CABA) La noche del comienzo formal de Bailando 2015, toda la atención estaba puesta en Ergün Demir, el carismático actor turco que en las Mil y una noches interpreta a Alí Kemal, aunque de inmediato las miradas se trasladaron a la bella rubia que lo acompañaba. Se trata de Macarena Rinaldi (28), una cordobesa oriunda de Justiniano Posse, que hace nueve años dejó su pueblo natal para ir a Buenos Aires, en busca de la felicidad que le genera la danza.

“Ergün es muy gentil, no es un chamuyero ni mujeriego. Es una persona magnética, a mí me pasó que lo conocí y enseguida pegamos buena onda para trabajar. Es una persona que siempre es interesante escuchar, deja muchos mensajes en el aire. Es muy intelectual y la experiencia de bailar con él es muy enriquecedora”.

En el mejor momento de su carrera, Macarena lució su lomazo en una producción de fotos para Ciudad.com y además habló de todo en una charla íntima.

-¿Qué se siente ser la partenaire de una figura internacional tan importante?
-Es una sensación muy linda, tuvo una repercusión inesperada para mí, así que es muy lindo estar acompañando a Ergün. Tanto él como yo estamos disfrutando mucho de esto tan lindo que nos pasa en la pista. Él está muy agradecido del afecto que recibe del público y del trato de Ideas del Sur.

-¿Cómo te manejás con el idioma en los ensayos?
-Siempre está Jazmín, la traductora, que es una divina y tiene toda la paciencia del mundo. Como practicamos casi todos los días, ya nos hacemos entender. Yo no hablo inglés, sólo español. Algunas palabras básicas aprendimos con la coach, como izquierda, derecha, arriba o abajo, como para marcar en la coreografía. Nada más que eso, son muy graciosos los ensayos.

“A mi novio (Nicolás, 35 años y un hijo de 12) lo conocí en un cumpleaños. Me encantó apenas lo vi, fue natural. Nos pasamos los teléfonos a través de un amigo en común y la primera vez que me llamó, hablamos una hora por teléfono sin conocernos. Me enganché desde el primer minuto y desde ese momento, no nos dejamos de ver”.

Macarena Rinaldi

-Se nota que Ergün se tomó el desafío de bailar muy en serio, ¿notás los progresos?
-Ergün se tomó muy en serio el Bailando, vino para dar lo mejor de sí mismo y quiere hacer un papel digno. No quiere hacer el ridículo, se lo toma con seriedad porque no vino a robar ni a hacerse el chanta. Está preocupado por hacernos quedar bien a mí, que soy su bailarina, y a la coach. Fue muy difícil explicarle de qué va el show, que si bien es importante la coreografía, también es importante la previa. Ergün no podía comprender que había que hacer hincapié en la previa con Tinelli.

-Además de trabajador, se lo nota muy carismático. ¿Ya te llenó de halagos e intentó seducirte?
-Muchas personas resaltaron que Ergün parecía un mujeriego. Pero la verdad es que él es todo un caballero y todos los halagos que pueda tener, hablan de lo galante que es él, es muy educado. De hecho, el día que bailamos nos llevó un ramo de flores a las dos para agradecernos por toda la paciencia que le tuvimos. Es muy gentil, no es un chamuyero ni mujeriego. Es una persona magnética, a mí me pasó que lo conocí y enseguida pegamos buena onda para trabajar. Es una persona que siempre es interesante escuchar, deja muchos mensajes en el aire. Es muy intelectual y la experiencia de bailar con él es muy enriquecedora.

-¿Cómo llegaste a convertirte en la partenaire de Ergun? ¿Te eligieron específicamente?
-Hice el casting y quedé. Trabajo en la productora hace muchos años, así como he sido soñador en otro año y duré muy poquito, también fui parte del staff de bailarinas el año pasado, también trabajé en Soñando por Cantar. Gracias a Dios este año confiaron en mí para ocupar este lugar; y yo, agradecida. Además, hice muchísimo teatro. Formé parte de Stravaganza por dos años; hice Excitante junto a Nito Artaza; y revistas con la producción de Daniel Comba. Siempre fui in crescendo, mis trabajos han sido cada vez mejores. Ojalá que surjan más cosas a partir de esto, estar en elBailando te da una chapa muy grande. Igual, yo creo que los trabajos hay que ganárselos, no tengo problemas en ir a castings, no pretendo que me regalen nada a partir de ahora.

“Lo conocí en un cumpleaños, me encantó apenas lo vi, fue natural. A través de un amigo en común, nos pasamos los teléfonos y la primera vez que me llamó, hablamos una hora por teléfono sin conocernos. Me enganché desde el primer minuto y desde ese momento, no nos dejamos de ver”.

-Después de quedar eliminada en la primera gala con Leandro Penna en 2012, ¿confiás en durar más en este Bailando?
-Más vale que mis expectativas van mucho más allá que pasar las primeras galas con Ergün, es bailar la mayor cantidad de ritmos que podamos. Todo va a depender de la llegada que tenga él con la gente y de que guste nuestro trabajo, podamos transmitir alegría para que el público disfrute de vernos. Él tiene muchísimas ganas de trabajar y quedarse en el país, está fascinado con la Argentina. Quiere aprender a bailar tango y él mismo dice que se hizo un regalo al venir al país.

Macarena Rinaldi3

-¿Cuál es tu situación sentimental?
-Estoy en pareja hace casi cuatro años, vivimos juntos. Ya estoy retirada del mercado, digamos (risas). Nicolás tiene 35 años, es padre de un chico de 12 años y no, no es empresario, ja, ja. Tiene una pizzería en Zona Oeste. Es lo más, un pibe de barrio, me acompaña mucho y está feliz con todo lo que me sucede. Yo vengo a ser la madrastra del nene, que es un amor. Nos llevamos re bien, somos una familia ensamblada.

-¿Cómo hizo el humilde pizzero para conquistarte?
-Ja, ja. Lo conocí en un cumpleaños, me encantó apenas lo vi, fue natural. Nos pasamos los teléfonos a través de un amigo en común, y la primera vez que me llamó, hablamos una hora sin conocernos. Me enganché desde el primer minuto y desde ese momento, no nos dejamos de ver. Nos pusimos de novios desde la primera salida, no hubo mucha duda. Nico es un sol, me cuida, es un hombre increíble. ¡Aguante los pibes de barrio! Para mí es hermoso, lo más lindo que vieron mis ojos. Es alto, peladito, de cuerpito formado, sin que reviente de músculos. Un tipo normal, y siempre supe que era padre y eso me encantó. A las mujeres también nos enamoran esas cosas. Y no es celoso, o no me lo demuestra, eso también me encanta de él.

“Entreno dos veces por semana, tomo muchas clases de danza, mi cuerpo está en actividad casi toda la semana. Es mi forma de vivir , para mí no es un esfuerzo porque una parte del trabajo es tratar de mantener el aspecto de la mejor manera posible. A veces es un poco cruel porque exige estar de determinada manera. Al igual que estar sana, no lesionarme. Sólo los domingos trato de descansar y estar patas para arriba. El tiempo que me queda lo uso para perfeccionarme en Hip Hop y Jazz. Soy consciente de que no puedo dejar de prepararme”.

-¿Planeás tener tus propios hijos y casarte con Nicolás?
-Sí, obvio, me encantaría ser madre. Pero cuando se dé, que llegue cuando tenga que llegar. Igual, hoy en día estoy enfocada en mi trabajo. También se habló de mucho de casamiento, lo tenemos charlado, pero por ahora estamos bien así. Vivimos juntos y es como si estuviéramos casados.

-¿Cómo mantenés ese cuerpazo?
-Tengo hábitos saludables, pero no me privo de nada. Entreno dos veces por semana, tomo muchas clases de danza, mi cuerpo está en actividad casi toda la semana. Es mi forma de vivir, para mí no es un esfuerzo porque una parte del trabajo es tratar de mantener el aspecto de la mejor manera posible. A veces es un poco cruel, porque exige estar de determinada manera. Al igual que estar sana, no lesionarme. Sólo los domingos trato de descansar y estar patas para arriba. El tiempo que me queda lo uso para perfeccionarme en hip hop y jazz. Soy consciente de que no puedo dejar de prepararme porque uno nunca alcanza su techo, como cualquier profesional que tiene que continuar actualizándose en su materia.

-Si pudieras elegir, ¿qué te gustaría hacer después del Bailando?
-A mí me encanta la revista y en estos años como que no hubo mucho del género. Me encantaría que vuelvan las revistas y que haya muchas más, como hasta hace unos años. Me siento cómoda en ese género, pero estoy dispuesta a encarar otro tipo de desafíos artísticos. Pero en este momento estoy pensando en el Bailando. ¿Por qué no soñar con ganarlo con Ergun?

Fuente: Ciudad.com.ar

Comentarios

Ingresa tu comentario