Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

La plaza Lorea y la antigua reserva de agua de la Ciudad

Hace dos siglos.

10728936_354415318068411_661507983_n

(CABA) Hasta junio de 1808 esta plaza se llamaba Piedad, pero luego se la bautizó como Plaza Lorea, nombre por el que la conocemos actualmente, en memoria de Don Isidro Lorea, uno de sus primeros vecinos, muerto allí con su esposa el año antes por los ingleses invasores.

La Plaza Lorea es la única que conserva su denominación colonial. En su interior se erigen dos monumentos: uno dedicado a Mariano Moreno y el otro a José Manuel Estrada.

El tanque obra del Ingeniero Juan Coghlan, que proveía de agua a gran parte de la población (180.000 en aquellos años), tenía una capacidad de 52m cúbicos y su ubicación era en el actual terreno que ocupa la Plaza del Congreso a unos metros de la Plaza Lorea.

Comentarios

Ingresa tu comentario