Buenos Aires, 24/03/2017

La Plata: acusaron a cuatro policías de cobrar coimas

Asuntos Internos descubrió 36 sobres con un total de $ 153.700

(PBA) Eran 36 sobres rotulados con los números de algunas de las 42 comisarías agrupadas en la Jefatura Departamental La Plata. Estaban en la oficina del secretario de la dependencia policial, un subcomisario que, ayer, fue separado de la fuerza de seguridad bonaerense. Cuando los funcionarios de la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial hicieron el arqueo establecieron que había $ 153.700. Según fuentes judiciales, ese dinero correspondería a las coimas que algunos comerciantes de la jurisdicción pagaban por tener custodia policial en las esquinas de sus locales.

Por el caso de corrupción policial fueron acusados cuatro policías, entre ellos un oficial superior. Tres de los imputados fueron pasados a disponibilidad. Entre los acusados figura un comisario mayor, máximo responsable de la dependencia policial que fue allanada por los investigadores de Asuntos Internos y por el fiscal Marcelo Martini.

La investigación que puso al descubierto uno de los mayores hechos de corrupción en la policía bonaerense comenzó a partir de la detención de un subteniente de la mencionada fuerza de seguridad que estuvo involucrado en el ataque contra el intendente de La Plata, Julio Garro.

En el sumario se determinó que este suboficial, que habría sido identificado como Patricio Miguel Masana, vivía en una lujosa vivienda en un country de City Bell. Un patrimonio que en nada coincidiría con el sueldo que cobraba como policía.

Al profundizar la pesquisa se estableció que el suboficial habría participado en maniobras irregulares con las asignaciones de las horas Cores o Polad, del servicio de policía adicional que se realizaba en los bancos, comercios y restaurantes.

Pero este policía no actuaba solo; estaba en complicidad con un comisario que había amenazado con retirar las custodias de los edificios públicos de La Plata si desde la gobernación no pagaban el servicio de policía adicional u horas extras.

 

Según fuentes de la fiscalía, un comisario mayor, que se desempeña como jefe de la departamental, fue acusado, pero no detenido, por su presunta vinculación con el hallazgo de los $ 153.700 que estaban en una oficina situada a pocos metros de su despacho.

También fueron imputados, pero no detenidos, el subcomisario, que se desempeñaba como secretario de la departamental y actuaba como un gerente de personal; una oficial principal administrativa y un oficial principal. Los tres fueron separados de la policía bonaerense.

“El anónimo llegó a Asuntos Internos y se le dio intervención a la Justicia. El trabajo fue hecho por Asuntos Internos y ahora va a tomar profundidad porque la Justicia está interviniendo”, explicó el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo. El funcionario señaló que el denunciante “fue alguien que dijo ser oficial desde hace 25 años y manifestó día y fecha en que se juntaba la plata, quién la juntaba y en qué escritorio se guardaba”. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario