Buenos Aires, 11/12/2017, edición Nº 1853

La oposición apoya el traspaso, pero no votará una suba de tarifas

Tal como lo adelantó parabuenosaires.com hace 24 horas, durante todo el día de hoy se discutió y fue noticia el posible aumento de la tarifa de subte. Opiniones al respecto de varios legisladores. (Ciudad de Buenos Aires) Las fuerzas de la oposición porteña avalaron el traspaso del subte de la Nación a la Ciudad, advirtieron que no apoyarán un aumento de tarifas y manifestaron que la determinación de Mauricio Macri...

Tal como lo adelantó parabuenosaires.com hace 24 horas, durante todo el día de hoy se discutió y fue noticia el posible aumento de la tarifa de subte. Opiniones al respecto de varios legisladores.

(Ciudad de Buenos Aires) Las fuerzas de la oposición porteña avalaron el traspaso del subte de la Nación a la Ciudad, advirtieron que no apoyarán un aumento de tarifas y manifestaron que la determinación de Mauricio Macri fue porque “no tuvo más remedio”.

En tanto, la auditoría técnica a la red de subtes que el Gobierno porteño encargó a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) concluyó que “existe constancia documental del mantenimento preventivo y correctivo, encontrándose algunas carencias que no se han valorado como críticas”

“El bloque del Frente para la Victoria no se prestará al juego de ser partícipes de nuevos tarifazos en contra de los usuarios”, alertó el vicepresidente segundo de la Legislatura porteña, el kirchnerista Dante Gullo, tras la confirmación de quela Ciudad gestionará el subte desde el 1 de enero próximo.

En ese sentido sostuvo: “Sabíamos que más tarde o más temprano la Ciudad se tenía que hacer cargo de los subtes. Después de un año de demora, esperamos ahora que se dedique a gestionar y no a caer en los tarifazos a los que nos tiene acostumbrados”.

La advertencia del dirigente hizo eje además en la suba de la tarifa en un 127% que aplicó la administración del PRO a inicios de año, cuando se firmó el acta-acuerdo entre ambos distritos, y sobre el cual después Macri optó por no reconocer y dar marcha atrás en el proceso de transferencia.

Al respecto, la vicejefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, adelantó, en declaraciones radiales, que no se preveían “cambios en las tarifas”, pero no descartó que “a futuro” pueda haber ajustes en el valor del pasaje.

Vidal anticipó que cualquier decisión al respecto se adoptará luego de la aprobación del proyecto de ley de traspaso que el jefe de Gobierno enviará en los próximos días a la Legislatura porteña.

A su vez, la legisladora porteña del Frente para la Victoria Gabriela Alegre aseguró que en todo el cuerpo legislativo “existe buena predisposición para tratar un tema en el que hay unanimidad que corresponde ala Ciudad” e interpretó que el anuncio de Macri respondió a que “el costo político que debía pagar era insostenible”.

Aníbal Ibarra, del Frente Progresista Popular, consideró que el líder del PRO debía haber decidido “hace 11 meses” hacerse cargo de los subtes, y dijo que esa indefinición “provocó una situación de inestabilidad, de caída de mantenimiento” que afectó a los miles de usuarios de ese servicio.

“Yo lo vengo diciendo desde hace tiempo que más tarde o más temprano se iba a hacer cargo del subte, porque sinola Ciudadva a tener subtes paralizados”, aseveró.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, celebró la decisión del jefe de Gobierno, aunque señaló que “debería haberlo hecho hace un año”.

“Celebro que finalmente, aunque sea un año después, Macri haya decidido hacerse cargo de algo que, por derecho y por historia, le correspondía. Es lo que venimos diciendo hace un año”, sostuvo Tomada en declaraciones a la prensa enLa Ruralde Palermo.

El senador nacional Aníbal Fernández evaluó que la aceptación del traspaso “no fue por vocación política” de Macri, sino porque “no tuvo más remedio. Le explotaba en las manos”, enfatizó.

Por último, el Auditor General dela Ciudad Autónomade Buenos Aires, Eduardo Epszteyn, aseguró que “el subte no es un problema económico sino político para el Gobierno porteño”, ya que “solo representará el 1,2% del gasto corriente previsto para el año que viene por la administración macrista”.

“El subte siempre fue un problema político que el gobierno que encabeza Mauricio Macri eligió para confrontar”, agregó.

A la vez, y contrastando con lo expresado por Mauricio Macri, el informe de Transports Metropolitans de Barcelona reveló que en la línea A, sobre la cual hizo foco el PRO, “no se ha encontrado ningún elemento en estado crítico a nivel de seguridad”.

Mauricio Macri, al anunciar quela Ciudadse haría cargo del servicio, expresó el martes que la auditoría encargada a la entidad catalana que gestiona el subte de esa ciudad encontraba “un proceso de deterioro creciente, con foco en los problemas de la línea A”.

Sin embargo, “el plan de mantenimiento se cumple con desviaciones no significativas”, asegura el informe efectuado por TMB entre agosto y septiembre pasado sobre las instalaciones, material rodante y talleres de las líneas A, B, C, D y E y el Premetro de la red de subterráneos de Buenos Aires para conocer “las condiciones de seguridad, mantenimiento y la seguridad operativa”.

En ese marco, agrega que “para toda la red existe constancia documental del mantenimento preventivo y correctivo, encontrándose algunas carencias que no se han valorado como críticas”.

Por otra parte, la auditoría contiene un análisis detallado de cada uno de los recorridos subterráneos y precisa que en la línea A “no se ha encontrado ningún elemento en estado crítico a nivel de seguridad para los trenes Fiat”, en tanto que aconseja la retirada del servicio de la flota de choches Brugeoise.

Comentarios

Ingresa tu comentario