Buenos Aires, 26/05/2017

La OMS asegura que el mate y el café ya no son cancerígenos

El departamento de investigación del organismo declaró que no hay pruebas suficientes que apunten a un lazo con esa enfermedad

(CABA) Los expertos reunidos por la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) concluyeron que no hay pruebas suficientes para sugerir que el café pueda causar cáncer, según una carta publicada en la revista Lancet Oncology.

“No estoy del todo seguro de por qué el café estaba en una categoría más alta en un principio”, aseguró Owen Yang, epidemiólogo de la Universidad de Oxford, quien había estudiado antes la posible relación entre el café y el cáncer. Yang no formó parte del grupo de expertos del IARC. “La mejor prueba disponible sugiere que el café no aumenta el riesgo de cáncer”, señaló.

La IARC, que depende de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también concluyó que consumir bebidas “muy calientes” de cualquier clase podría elevar el riesgo de contraer cáncer.

En particular, la agencia mencionó países como China, Irán y la Argentina en donde se consumen bebidas como la infusión de yerba mate, que suelen tomarse a altas temperaturas -por encima de los 65 o los 70 grados Celsius-, bastante por encima a la que suele servirse el café en Norteamérica y Europa.

Dana Loomis, subdirectora del programa del IARC que clasifica los productos cancerígenos, dijo que el grupo había empezado a investigar una posible relación tras identificar unas tasas más altas de lo normal de cáncer de esófago en países donde es habitual consumir líquidos muy calientes. Incluso a temperaturas por debajo de los 60 grados Celsius (140 Fahrenheit), las bebidas calientes pueden escaldar la piel, y consumir bebidas a temperaturas más altas podría ser dañino.

Las bebidas muy calientes podrían causar una “lesión termal” en la garganta que podría derivar en el crecimiento de tumores, señaló Loomis, aunque al mismo tiempo admitió que hay una cantidad limitada de pruebas en este sentido. Y no hay evidencias suficientes que apunten a que la comida muy caliente también plantee un riesgo. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario