Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

La Oficina Anticorrupción denunció a la TV Pública por desvío ilegal de fondos

La denuncia es por desvíos de fondos de la TV Pública hacia la productora PPT, por publicidad oficial de la ANSES.

(CABA) La Oficina Anticorrupción presentó ante la Justicia una denuncia por el “desvío ilegal de fondos de la TV Pública hacia la productora PPT, por publicidad oficial de la ANSES”, en el programa 6,7,8. El organismo oficial acusa a Tristán Bauer y Diego Gvirtz, entre otros.

Según la denuncia, cuando la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) estaba a cargo del actual diputado peronista Diego Bossio, pagó $ 176 millones en Publicidad No Tradicional (PNT) a 6,7,8 de la TV Pública, entre los años 2010 y 2015, de los cuales $ 88 millones –sin actualización inflacionaria- fueron desviados irregularmente a la productora Pensado Para Televisión (PPT), que hacía ese programa, cuyo dueño era Diego Gvirtz.

“Este monto, además de determinar un perjuicio para el canal estatal, paralelamente producía un beneficio indebido a la productora que, por contrato, sabía que esos fondos no le correspondían”, asegura la denuncia del organismo que está a cargo de Laura Alonso. Y reclama una medida cautelar que en forma “urgente” inmovilice los bienes de la productora, ahora en manos del empresario K Cristóbal López; y el “embargo anticipado” de tres propiedades de Diego y Fernando Gvirtz, que antes eran los dueños de PPT, así como embargos sobre sus empresas Clean Collector, El Gran Pope, Real Time, Right Choice y Read Sea Investments -con domicilio en Panamá-.

La primera denuncia la hizo Hernán Lombardi, titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, quien presentó un informe el año pasado ante la Oficina Anticorrupción (OA). En ese entonces, Lombardi había detectado la irregular transferencia de $ 15 millones de la ANSeS a la productora de 6,7,8, durante 2015. La OA hizo la investigación, consiguió la normativa vigente para la contratación de publicidad oficial y todos los contratos de la productora, Télam, ANSES y la TV Pública. Y hoy presenta la denuncia ante la Justicia.

“Esta denuncia prueba cómo la plata de los jubilados se desviaba para financiar el aparato de propaganda kirchnerista. Y lo hacían, además, desde la TV Pública y con la plata de los jubilados”, dijo Lombardi, en diálogo con Clarín. Y agregó: “Los supuestos defensores de lo público, le dieron el horario principal de la TV Pública a una productora privada, para el linchamiento de los que pensaban diferente. Privatizaron el prime time y encima se llevaban la plata de los jubilados”.

La denuncia que va a presentar la OA plantea que ANSES le pagó a la TV Pública $ $ 176.502.339 en Publicidad No Tradicional, entre marzo de 2010 y diciembre de 2015. Y se constató que la productora cobró la mitad de ese dinero, en forma irregular, es decir, $88.251.170. Esa plata se le giró “de manera indebida, por fuera del contrato, sin ninguna justificación y en detrimento del patrimonio de RTA (Radio y Televisión Argentina) y, como contrapartida, le generó un lucro ilegítimo a PPT”, dice la denuncia.

El delito que se habría cometido desde la TV Pública es el de “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”; y desde ANSeS “esta acción podría encuadrarse en la comisión del delito de negociaciones incompatibles con la función pública”.

Es que la publicidad de ANSES era comercializada por la TV Pública y no se le podía transferir la mitad a la productora. Además, los PNT podían ser sólo para anunciantes privados, pero no para organismos públicos. Por eso, “la facturación en su totalidad debía beneficiar a la TV Pública, que era la que tenía el vínculo específico, en el que fundamentaba la ANSES su pago”, plantea la OA.

“Esta circunstancia no podía ser ajena a quien administraba RTA y que a su vez firmaba los contratos con PPT, Tristán Bauer. También, se entiende que deberá evaluarse la posible responsabilidad del entonces director ejecutivo de Canal 7, Martín Bonavetti”, dice la denuncia. Y agrega que “la ANSES actuó con una clara tendencia” para beneficiar al programa 6-7-8 y al resto de programas y medios de PPT, persiguiendo un interés distinto al de la administración pública. El planificador de medios de ANSES era la agencia Braga Menéndez y el titular del organismo en todo ese período fue Diego Bossio.

La denuncia plantea que, “desde otro lado, quienes desde la productora recibieron estos pagos ilegítimos también deben ser investigados”. Entre ellos, Diego Gvirtz, dueño de la productora; y Fernando Gvirtz, quien firmó todos los contratos de coproducción del programa.

Además de los $ 88 millones en publicidad que recibió de la ANSES, el Gobierno le pagó en esos años $ 147 millones a la productora de 6-7-8 para realizar el programa –sin actualización inflacionaria-. Sólo en 2015 recibió $ 37 millones para la producción y $ 15 millones de la ANSeS. En esos años, el gobierno apelaba todos los juicios de los jubilados, porque decía que no tenía plata para pagarles.

MG

FUENTE: CLARÍN

Comentarios

Ingresa tu comentario