Buenos Aires, 19/09/2017, edición Nº 1770

La obesidad en las mujeres aumenta el riesgo de sufrir cáncer

Aumentan los casos.

obesidad-femenina

(CABA) La obesidad generó 500 mil nuevos casos de cáncer en todo el mundo en 2012. Así lo demostró un estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, según su sigla en inglés, e integrada por 21 países) La investigación fue publicada ayer en la prestigiosa revista The Lancet. Según el documento, una cuarta parte de los cánceres relacionados con la obesidad en 2012 (118 mil casos) son atribuibles al aumento del índice de masa corporal promedio en la población mundial desde 1982, por lo cual son considerados “realmente evitables“. Además, se evidenció que en los hombres, el exceso de peso fue responsable del 1,9% o 136 mil casos nuevos de cáncer en 2012, y en las mujeres, fue del 5,4% o 345 mil casos.

Los cánceres más frecuentes asociados a la obesidad suelen manifestarse en hombres como el cáncer de colon y recto, mientras que en mujeres es más usual el cáncer de vesícula y conductos biliares, además de aumentar las probabilidades de padecer cáncer de mama, cuello de útero, endometrio, útero y ovarios. Además, los resultados revelaron que el cáncer relacionado con la obesidad afecta más a las mujeres que a los hombres, en especial ligados al útero y a las mamas después de la menopausia.

Para el estudio se utilizaron distintas fuentes como la base de datos GLOBOCAN sobre la incidencia de cáncer y de mortalidad en 184 países y se creó un modelo para estimar la porción de los cánceres asociados con el exceso de peso en los países y regiones de todo el mundo en 2012 y la proporción que podría ser atribuido al aumento del Índice de Masa Corporal (IMC) desde 1982.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la obesidad como una enfermedad, y desde 1998 el mismo organismo determinó que se trata de una epidemia mundial. Si bien se sabe que el exceso de peso se asocia con enfermedades tales como la diabetes, o cardiovasculares, entre otras, de lo que no existe demasiada conciencia, según los expertos, es de su incidencia en una de las enfermedades más graves: el cáncer. En este sentido, el Ministerio de Salud de la Nación alertó sobre la fuerte incidencia de la obesidad en algunos tipos de cáncer y recordó la importancia de mantener una dieta y hábitos saludables para evitar el sobrepeso.

Según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, en la Argentina, 6 de cada 10 personas registraron exceso de peso y 2 de cada 10, obesidad. “La obesidad se asocia a un incremento significativo del riesgo de desarrollar tumores considerados hormono-sensibles, tales como los de próstata, mama y endometrio, pero también, cáncer de colon, recto, páncreas y esófago“, aseguró Daniel Gómez, director del Instituto Nacional de Cáncer (INC) y destacó que “se calcula que la obesidad sería responsable del 14% de las muertes por cáncer en varones y del 20% de estas muertes en mujeres. Esto se debe a las modificaciones hormonales que padecen las mujeres“.

El titular de la cartera sanitaria, Juan Manzur, destacó que “la prevención y el tratamiento del cáncer son política de Estado en la Argentina. Cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner decidió crear el Instituto Nacional del Cáncer, lo hizo reconociendo que se trata de la segunda causa de muerte en nuestro país y desde el convencimiento de que es una enfermedad prevenible y curable, pero para lograrlo es clave modificar hábitos y costumbres individuales y colectivos“.

Las recomendaciones para combatir la obesidad son: evitar el sedentarismo, mantener una alimentación saludable y tratar oportunamente el sobrepeso y la obesidad. Esto reduce los factores de riesgo de padecer cáncer y otras enfermedades, tales como diabetes tipo 2, litiasis vesicular, hígado graso, dislipemia, síndrome metabólico, apnea del sueño, enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardíaca, hipertensión y artritis, entre otras.

Jaime Lazovski, secretario de Promoción y Programas Sanitarios de la Nación, agregó que “debemos tener en cuenta que en nuestro país aun es el bajo consumo de frutas y verduras, del orden de dos porciones diarias, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud es de cinco. Esto se ve sin distinción en todas las regiones del país y sin diferencias sustanciales ni por ingresos ni por nivel educativo. Este es un tema fundamental a la hora de disminuir la obesidad y prevenir ciertos tipos de cáncer, especialmente el cáncer colorrectal.

Los expertos coinciden en que el conocimiento es la herramienta fundamental para lograr concientizar a la población de que el exceso de peso es una enfermedad. Si bien la Argentina cuenta desde 2008 con una ley de obesidad que obliga a las empresas de medicina prepaga y a las obras sociales a costear los tratamientos necesarios, aún es necesario combatir la creencia de que sólo se trata de un problema estético.

Comentarios

Ingresa tu comentario