Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Ecobici: 350 bicicletas fueron retiradas de circulación para mantenimiento

El faltante provocó quejas entre los usuarios, ya que no se difundieron avisos sobre la medida. Los rodados se reincorporarán en los próximos días.

(CABA) Cuando a fines de 2010 el gobierno porteño lanzó el sistema gratuito de alquiler de bicicletas, los porteños celebraron la posibilidad de moverse por la ciudad de manera rápida, económica y saludable. La red sumó 700 rodados y una catarata de elogios. Pero, desde fines de noviembre pasado, los usuarios vienen notando una merma de las unidades y complicaciones para encontrar una disponible. La buena noticia es que, en los próximos días, la oferta quedará no sólo normalizada, sino mejorada.

En aquella fecha, dijeron voceros de la Secretaría de Transporte porteña, 350 fueron retiradas de circulación bicicletas -la mitad del total- para ser sometidas a tareas de mantenimiento. El faltante sorprendió a los usuarios, ya que no se difundieron avisos previos sobre la medida, y provocó un aluvión de quejas, porque la gente encontraba varias estaciones de las 53 existentes casi vaciadas de vehículos.

En una recorrida realizada ayer y anteayer, LA NACION pudo constatar que principalmente en el microcentro, Retiro, Recoleta y Palermo los puestos de Ecobici disponían de apenas un par de rodados para alquilar por día.

Si bien en las estaciones los empleados apuntaban a que la merma había sido ocasionada por la repetición de robos, voceros de la Secretaría de Transporte de la ciudad explicaron que, aprovechando el éxodo de vecinos por las vacaciones y la consecuente baja en la demanda, “se retiraron de circulación para su acondicionamiento la mitad de los rodados existentes, porque precisaban arreglos”.

Las 350 bicis serán reintegradas al sistema, agregaron, entre mañana y el lunes, y además se incorporarán otras 500 nuevas a fines de mes, lo que elevará la flota a 1200 unidades. La red se seguirá ampliando: a partir de la semana próxima, sumará cuatro estaciones en los barrios de Balvanera, Recoleta, Villa Crespo y Chacarita. Y, para mayo, el gobierno porteño promete que habrá 200 puestos y 3000 bicicletas para satisfacer la demanda de los 160.000 usuarios registrados actualmente y los que vayan adhiriendo.

Lo cierto es que, en las últimas semanas, la silenciosa desaparición de los rodados no sólo se notó en las estaciones. Tampoco resultó ajena a los vecinos, que observaron muchas menos bicis públicas, con su característico color amarillo, recorriendo las calles de la Capital.

Daiana, a cargo del puesto que funciona en plaza Italia, admitió los trastornos. “Caen de a una, por goteo, pero ya hace semanas que se siente la falta”, relató.

En Retiro, la bronca y la desazón de los usuarios que querían alquilar se hicieron oír. “Estoy harto de venir y que no haya bicis. Hace semanas que pasa lo mismo, en todas las estaciones. Primero te venden el paquetito y cuando te entusiasmás y le agarrás el gusto, te lo sacan”, comentó indignado Martín Freixas.

En Palermo el panorama era similar. Los jóvenes que atienden la estación de bicing de plaza Las Heras no sabían qué cara poner. “Hace meses que no hay bicis para alquilar, el sistema te tira que hay dos o tres, pero es mentira. Cuando conseguís alguna, está destruida”, se lamentó Darío Pérez.

Lily y Marie, dos amigas francesas que se habían acostumbrado a moverse en bicicleta por la ciudad, también lamentaron la situación. “Antes encontrabas en todas las estaciones y veías mucha gente usándolas. Pero hace varias semanas que no se ven. Dicen que se las robaron…”, declaró con incredulidad Marie.
El rumor del robo se escucha por las estaciones. Los empleados reconocieron que las sustracciones del punto de anclaje, donde se devuelven con el sistema automático, no son excepciones.

Matías, a cargo de la estación de Retiro, tiene experiencia en el asunto. Está desde el debut del sistema, cuando ansiosos ciclistas acudían a darse de alta. Empezó en Recoleta y, hace unos meses, fue trasladado a la plaza frente a la terminal de trenes. “La modalidad de robo fue cambiando. Una maniobra era alterar la traba del anclaje para que, al introducir el rodado, aparentara que había quedado trabado. Apenas el usuario se retiraba, venía alguien y la robaba; así de simple”, contó.

Cuando esta trampa fue descubierta, el sistema fue reforzado. Pero ni así cesaron los actos de vandalismo: “Directamente quebraban el anclaje, ni se molestaban en hacerlo de forma sutil”, se explayó.

Según los voceros de Transporte, el hurto existe pero no es un problema extendido y el faltante, como se dijo, obedece a un plan para optimizar la red. No obstante, desde el gobierno porteño informaron que las próximas unidades vendrán reforzadas para evitar que sean sustraídas de los anclajes en las estaciones. Otras mejoras en el manubrio, los pedales y el cuadro también se apreciarán en los flamantes modelos.
En las redes sociales, los usuarios depositaron sus quejas por la falta de vehículos en pleno verano, época ideal para disfrutar de paseos en bicicleta. Habrá que esperar al lunes. NR

bici renovacion2

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario