Buenos Aires, 28/07/2017

La ministra de educación porteña aseguró que no encontraron las escuelas en estado

"Hay veinte escuelas en estado crítico y faltan vacantes en la zona sur", dijo Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

(CABA) Desde la asunción de Mauricio Macri a la presidencia, la gente del PRO se ha excusado mucho desde la “pesada herencia” recibida del kirchnerismo. Sin embargo, Soledad Acuña, ministra de Educación porteña aseguró en una entrevista a Página12 que “no encontraron las escuelas en el estado que les gustaría”, donde hay más de veinte en “estado crítico”. Admitió también que faltan vacantes en la zona sur.

La frase de Paulo Freire resplandece contra la pared del despacho. “Desconfiaré de quienes me digan, en voz baja y precavidos: es peligroso hacer. Es peligroso hablar. Es peligroso andar. Es peligroso esperar, en la forma en que esperas…”. Lo llamativo es que la oficina pertenece a la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña. Dirigente del PRO de la primera hora, ex legisladora porteña, Acuña fue funcionaria de Desarrollo Social y de Educación –donde tuvo un conflicto con las orquestas infantiles– hasta la llegada de Horacio Rodríguez Larreta al gobierno porteño. Allí le tocó suceder a Esteban Bullrich en el cargo.

–¿Tuvo una pesada herencia?

–(Se ríe.) No. Comparado con provincia de Buenos Aires, lo nuestro es un placer. La realidad de la Ciudad permite hacer intervenciones que otros distritos no pueden hacer, en términos de infraestructura, capacitación docente, lo salarial y la formación. Esteban construyó una relación con los gremios. El hecho de que tengamos inglés desde primer grado, las computadoras, permite sobre la base de lo construido hablar de educación. En otros lados, están discutiendo si empiezan las clases.

–En un pedido de informes del legislador Patricio Del Corro, el gobierno porteño reconoció que faltaron 11 mil vacantes.

–Contestamos el pedido de informes porque somos respetuosos de la división de poderes, a diferencia de lo que pasaba con Aníbal Ibarra, que no contestaba un solo pedido de informes. El corte del pedido, al 1º de marzo, siempre es más alto porque no están reacomodadas las vacantes. No estaban las asignaciones finales, porque la mayoría se anotaron en período extraordinario. Hay muchos inmigrantes que anotan a sus hijos, pero después se vuelven a su país. Muchos que anotan por las dudas, pero entran a un privado. En abril se acomoda la oferta real. A hoy, lo que tenemos es 6500 a 7 mil vacantes, que es el promedio histórico. El 90 por ciento tiene que ver con maternal y jardín hasta 3 años. Tenemos cubierto sala de 4, de 5, primaria y secundaria completo. Tenemos más sillas que chicos en primaria y en secundaria, más allá de que algunas tengan mayor demanda.

–¿Qué pasó con esos siete mil chicos que no entraron?

–Cuando es menor de tres, en muchos casos no se escolarizan.

–¿Qué acciones se van a tomar para remediar esta falta de vacantes?

–Tenemos un compromiso de construir 30 escuelas más con jardines y con sala de 3. Se critica la inscripción on line, pero van a ser construidas en base a donde el sistema nos dice que hay más demanda. Durante muchos años, se construían escuelas por decisiones políticas. Hoy tenemos escuelas en zona norte con falta de demanda y falta de escuelas en zona sur.

–Principalmente, ¿faltan vacantes en zona sur?

–De inicial, sí. También en algunas zonas específicas como Chacarita. No quiero prometer que vamos a universalizar la demanda de 3 años, porque la realidad es que donde abrís un jardín público se traslada la oferta privada. Entonces, hoy no conocemos la demanda real de jardines de menos de 3 que hay en la Capital. Todo lo que abro, se cubre. Incluso, hay padres que los mandan no siempre porque trabajen, sino para socializarlos.

–O por la comida–señala el reportero gráfico.

–No, en Capital no es tanto por la comida.

inscripcion colegios

–¿Y en Lugano?

–No, menos en la zona sur. En provincia, pasa. Hoy, en Capital, eso no pasa. No hay crisis alimentaria. Y somos la única jurisdicción que garantiza sala de 4.

–Entonces, ¿la falta de vacantes está frenando el crecimiento de la matrícula pública?

–Sí en jardín. No en primaria o secundaria.

–El juez Andrés Gallardo ordenó que se mantenga el Proyecto Pedagógico Complementario. ¿Por qué se decidió discontinuarlo?

–Antes de responder, le haría una pregunta al juez Gallardo: ¿por qué decide tomar una medida cuando no hay vulneración de derechos manifiesta y no hay urgencia? Es competencia del Ejecutivo definir planes de estudio.

–Algo me dice que van a apelar…

–Ya apelamos y vamos a ir hasta las últimas consecuencias, porque estamos absolutamente en desacuerdo. Ni las dos personas de la asesoría tutelar ni el juez tienen información, por lo que toman decisiones desde el prejuicio y desde una mirada política y no objetiva como debe tener un juez. Pero ya nos tiene acostumbrados el juez Gallardo a estas cosas, así que no nos sorprende… Me enoja el juez Gallardo, está claro.

–¿El programa no estaba destinado a población vulnerable?

–El tema de fondo es simple: son proyectos que en su momento tenían que ver con un plan de estudio, que cuando se aprueba la Nueva Escuela Secundaria (NES) se define que se transformen. Sólo en ocho escuelas quedaban establecidos y se había acordado que este año se terminaban. Los gremios hicieron una manifestación fuerte de que se sostenga. Nosotros priorizamos el diálogo y dijimos de analizar caso por caso. En todos los casos –y es lo que más me enoja– es que no se está hablando de lo que necesitan los chicos. Sino de los adultos docentes. Me gustaría que haya más sinceridad en las discusiones y me digan que vienen a discutir un tema de los adultos. Siempre mezclan todo para que sea sobre la excusa de los chicos. Si tenían un problema de los trabajadores, que lo presenten en el fuero laboral.

–¿No eran útiles esos programas?

–No eran programas: son actividades todas distintas en escuelas con situaciones de vulnerabilidad, que eran supuestamente para la contención de los chicos. No hacían al proyecto educativo. En ningún caso se quedan los chicos sin actividad ni son expulsados a la calle. Fueron reemplazados por otras actividades.

–¿Qué evaluación hace del estado de las escuelas públicas?

–Hace ocho años recibimos las escuelas en un estado de emergencia, caótico, sin inversión durante años. En estos ocho años, se hizo mucha inversión. En educación, nos pasa que la mitad de las escuelas tienen más de cien años. Cuando empezamos este año, no encontramos las escuelas en el estado que a todos nos gustaría verlas. Si bien hay mucho avanzado y hay escuelas nuevas, el jefe de gobierno decidió darnos este año el doble de presupuesto para infraestructura escolar. Hoy tenemos 200 obras al mismo tiempo.

–¿Están pensando en reemplazar edificios viejos?

–Tenemos veinte escuelas que están en estado crítico. La idea es hacer edificios nuevos que reemplacen esas veinte escuelas. Les pedimos a la Legislatura, a los gremios y a los supervisores que nos den su opinión. Por ejemplo, la escuela Banderitas de Retiro queremos hacerla de vuelta, porque el estado no es el que quisiéramos. Y queremos duplicarle la matrícula. En todos los casos, sería hacerlo en la zona. En Villa 31, van a ser dos polos educativos y una tercera escuela.

–¿Se muda el Ministerio de Educación a la Villa 31?

–Sí. Está definido. Estamos analizando cuáles edificios deberían mudarse. Seguro se muda la ministra. Para nosotros, es un símbolo para integrar el barrio a la Ciudad.

–¿Están pensando cambios en el Plan Sarmiento?

–Sentimos que se lograron muchas cosas con la alfabetización digital, pero desde lo educativo las cosas no se transformaron tanto. No necesariamente por tener una computadora los chicos aprenden más. Aprovechando que termina la licitación de esta etapa del Plan Sarmiento, vamos a pensar la nueva etapa y hacerla fundamentalmente como un plan educativo desde el tipo de dispositivo para que los chicos aprendan más. Vamos a incluir educación digital desde el jardín de infantes.

–Pero, ¿se van a seguir entregando computadoras?

–Sí, vamos a seguir entregando dispositivos tecnológicos a los alumnos y a los docentes también. La tecnología va cambiado, así que estamos analizando el mejor dispositivo. Cuando empezamos con las netbooks eran una maravilla y hoy ya casi no se fabrican. Después fueron las tabletas y ahora es el teléfono.

Por Werner Pertot

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario