Buenos Aires, 18/10/2017, edición Nº 1799

La Mella denuncia un caso de violencia de género en Sociales-UBA

Según denunció la agrupación política, el agresor es miembro de la UES.

(CABA) La Mella denunció un caso de violencia de género en Sociales-UBA a través de un comunicado público.

“En los últimos días tomó publico conocimiento un caso concreto de violencia de género contra una compañera de nuestra Facultad por parte de un militante de la UES. En función de los dimes y diretes, de las lavadas de manos y del intenso debate que este caso generó, desde La Mella consideramos importante sacar algo de tierra escondida abajo de la alfombra para discutir qué está pasando realmente en la Facultad.

En primer lugar, sobra aclararlo, repudiamos firmemente todo tipo de acoso o violencia machista hacia cualquier mujer. Lamentablemente no nos sorprende que, en este caso, venga de una agrupación como la UES, que tiene ya varias acusaciones públicas por actitudes de violencia machista en la Facultad, habiendo llegado inclusive a la violencia física. No nos interesa acá, ni entendemos como parte del debate, si M.R. está en la mesa o participa de las reuniones de la UES: nadie puede lavarse las manos sobre la responsabilidad que le cae sobre los hombros, ni negar que se trata de una persona misógina y violenta que debe ser automáticamente separada de la Facultad.

Sin embargo, entendemos que en nada colabora quedarnos discutiendo sobre el caso puntual y que un dedo nos tape el Sol. Si hay algo que este caso destapa es que estas situaciones suceden mucho más cotidianamente de lo que pensamos -es aún más claro cuando a la luz de la denuncia de una compañera de Izquierda Socialista, muchas más compañeras comenzaron a revelar que habían sufrido situaciones similares, tanto de acoso como de violencia verbal por parte de este sujeto-. Discutir sobre si el acusado en cuestión está loco o no, si es misógino o simplemente machista nos hace aislar la situación y pensar que estamos frente a una persona en particular y no a un problema estructural de nuestra sociedad. Uno de los elementos que salió a la luz en la reciente masiva movilización del 3 de junio. es que la violencia machista es parte de la cotidianidad en la vida de todas las mujeres. Entonces, nos pican algunas preguntas: ¿Porque surge ahora una denuncia y no antes? ¿Es efectivamente un caso de muchos que no nos enteramos o estamos ante una anomalía? ¿Que puede hacer la Facultad ante una situación de clara violencia de género como esta? ¿A quien recurre cualquier persona que sea víctima de una situación de discriminación, acoso o violencia de género en la Universidad de Buenos Aires? La respuesta que elaboramos desde La Mella es que el principal problema supone la inexistencia de algún tipo de protocolo para intervenir ante situaciones como esta, no esta claro cómo puede denunciarse y qué acciones puede tomar la Facultad o la Universidad en relación a las mismas, ni que tipo de apoyo, contención y amparo pueden recibir quienes sean víctimas. Sabemos que una asamblea, una carta por mesa de entrada o una Reunión con el Decano no pueden ser la salida, por el simple motivo de que cualquier víctima podría ver su desarrollo educativo o profesional dentro de la Facultad en riesgo, del mismo modo que cualquier mujer ve amenazado su puesto de trabajo si quiere denunciar a su jefe, por ejemplo.

En ese sentido, y con profunda preocupación sobre esta problemática estructural, es que hace más de tres semanas presentamos tanto en el Consejo Superior desde la UBA como en los Consejos Directivos de todas las Facultades, incluida la nuestra, un proyecto para que se cree en los próximos 180 días un protocolo de intervención institucional ante denuncias de discriminación, acoso y violencia de género, el cual contempla entre otras cosas abrir una dependencia para recibir todo este tipo de denuncias por parte de un equipo de profesionales egresados de esta casa de estudios que puedan acompañar a las victimas durante todo el proceso. Con triste alegría le contamos a toda la comunidad académica que el mismo fue aprobado hoy en el Consejo Superior, dado que todas las autoridades entendieron la necesidad urgente de implementar algún tipo de mecanismo para que las mujeres dejemos de ver afectada nuestra estadía en el lugar donde estudiamos. Sabemos que la aprobación del mismo hubiera sido imposible sin la movilización de cientos de miles que decidieron decirle basta a los femicidios en las calles apenas la semana pasada, por eso creemos que debemos seguir en este camino: movilizadxs, sin callarnos nada, exigiendo los derechos que nos corresponden. Queremos ser clarxs en un punto: Ninguna compañera (o compañero) debería tener que recurrir a una denuncia pública que exponga de este modo su identidad a menos que ese sea su deseo. Sabemos que si tocan a una, nos tocan a todxs, defendemos la solidaridad feminista y la organización como métodos de respuesta, así como le exigimos a las autoridades de la Universidad y de la Facultad que se implemente este protocolo y se tomen medidas concretas y contundentes que aseguren la seguridad física y mental de todas las compañeras implicadas en el acoso sufrido por el militante de la UES”.

constitucion uba sociales

Comentarios

Ingresa tu comentario