La Matanza: denuncian el robo de un cadáver para cobrar el seguro...

La Matanza: denuncian el robo de un cadáver para cobrar el seguro de vida

(PBA) Isidro Casanova se convirtió en el escenario de un hecho trágico, misterioso y hasta bizarro. Lelia Salvatierra, una vecina de esa localidad de La Matanza, asegura que una familia robó el cadáver de su hermano recién fallecido para cobrar un seguro de vida.

El sábado 12 de noviembre, Ángel Salvatierra cruzaba la avenida Cristianía, justo en el cruce con la calle Islas Malvinas, cuando una camioneta Volskwagen Suran de color gris cruzó con el semáforo en rojo a toda velocidad y lo atropelló de manera brutal. “Esquivó los autos que estaban parados y pasó, haciendo volar a mi tío”, relató Horacio Salvatierra, el sobrino de la víctima.

El hombre de 59 años fue derivado con heridas graves en la cabeza al hospital Simplemente Evita, en González Catán. En ese instante comenzó la pesadilla interminable para su hermana, Lelia. La mujer no sólo tuvo que lidiar con el profundo dolor del terrible accidente de un hermano sino con la aparición de una familia desconocida que se hizo pasar como íntimos del hombre.

“Cuando llegué al lugar, un grupo de personas se hizo pasar por la familia y me quería impedir el paso. Igual entré y logré ver que se arrojaban sobre el cuerpo de mi hermano y le decían ‘no te podés morir, levantate que vamos a tomar vino y comer asado’. Hicieron un escándalo”, comentó la mujer al diario Crónica. Ángel murió unas horas después.

El misterio, según Lelia, se agravó cuando llegó a su casa y se enteró de que en su barrio unos desconocidos estaban investigando lo que había pasado: “Hasta vinieron a mi puerta y me preguntaron por una persona que no conocía, de manera intimidante. Yo no entendía nada”.

Lelia Salvatierra tenía una relación cercana con su hermano y descartó desde un primer momento que Ángel pudiera llevar algún tipo de doble vida.

De tal modo, la mujer radicó la denuncia en la comisaría 6ª de Isidro Casanova y luego acudió a la seccional de San Carlos, que intervenía en el accidente. Allí volvió a encontrarse con la gente que estaba en el hospital.

“Entregué la documentación de mi hermano y me la retuvieron en la seccional. Por eso, volví a los dos días para llevarla a la UFI de La Matanza, que tenía la causa, y me dijeron que ya se la entregaron a su familia”, añadió Salvatierra.

Justo en ese instante, la mujer fue informada de que el cuerpo de Ángel había sido retirado de la morgue judicial por esa misteriosa familia, de apellido Orozco.

“Sospechamos que quien hizo esto, lo hizo para cobrar la plata del accidente. Por eso, la Policía ahora está buscando a quien atropelló a mi hermano”, relató Lelia.

Como si fuera poco, días después del fallecimiento, la hermana de la víctima recibió una amenaza de muerte vía telefónica: “Me dijeron que me vaya de mi casa porque me iba a pasar algo a mí y a mi hijo. Nosotros sólo estamos reclamando el cuerpo de mi hermano, nos están quitando la posibilidad de despedirnos de él”. NR

leila-salvatierra

Fuente: Infobae