Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

La mamá de Cerati debuta como escritora a los 85 años

Lillian Clarke acaba de publicar cuentos y poemas que escribió desde 1957. Están ilustrados por Guada Mujica Cerati, su nieta y sobrina de Gustavo.

(PBA) Lillian Clarke es la mamá de Gustavo Cerati. Pero además de ser “la mamá de”, es también muchas otras cosas más: acaba de publicar “Hebras… sólo hebras” (Planeta, $369), su primer libro y esto significó no sólo su debut como escritora a los 85 años, sino también la realización de un sueño familiar. Sus cuentos y poemas están ilustrados por más de 40 obras de la artista plástica Guada Mujica Cerati, nieta de Lillian y sobrina de Gustavo. “Me regodeo de placer al verificar en mis hijos y nietos una inclinación artística”, escribió Lillian en la introducción.

El libro está formado por 58 cuentos cortos y poemas que comenzó a escribir hace seis décadas. El más antiguo que recupera esta edición es de 1957, relatos de momentos decisivos, fotos de vínculos que “seguramente reflejan nuestra historia”, contó hace poco Clarke a la agencia Télam.

Temas como el chusmerío escabroso, la vejez y la posibilidad de torcer el rumbo cuando sea; animales que hablan como en las fábulas, seres mitológicos que recrean viejos tabúes de la oralidad fantástica irlandesa; voces de tango, orquestas de señoritas, bailarinas de streaptease; crisis de edad y cuentas pendientes son abordados por Clarke. El volumen “está especialmente dedicado a Gustavo y a los fans, que siguen siendo tan generosos con él, lo recuerdan con tanto afecto y admiración que es sanador”, afirma Lillian, desde el pequeño living de su casa de Villa Ortúzar, lugar donde pasaban los domingos familiares o donde el popular músico, entonces veinteañero, ‘robaba’ libros o recibía amigos mientras pergeñaba Soda Stereo, una de las bandas más influyentes de Latinoamérica.

Los textos “fueron seleccionados entre todos, los nietos y mis hijas, una elección muy emocional pero también con picardía, por eso el libro abre con el cuento ‘La griega del antro’, ya con ese nombre te dice que esta viejita no escribe cosas muy dulces, es picante”, advierte la autora, ladeada por su nieta Guadalupe, la nena que en 1992 aparecía en el video “Vuelta por el universo” (“Colores Santos”, Cerati-Melero), hoy artista plástica, diseñadora de indumentaria y vestuarista de Zero Kill, la banda de su primo Benito, hijo de Gustavo.

Criada en General Alvear, una localidad a 220 kilómetros de Buenos Aires, Lillian cuenta que “imaginar historias fue una pasión mía desde muy jovencita, aunque como parte de una generación en la cual la mujer estaba muy relegada”.

mama cerati2

Comentarios

Ingresa tu comentario