Buenos Aires, 23/10/2017, edición Nº 1804

La madre de Miguel Bru encadenada a la sede de Tribunales

La madre de Miguel Bru se encadenó a la sede de los Tribunales de la capital bonaerense reclamando que desplacen al fiscal Fernando Cartasegna por la falta de resultados en la búsqueda del cuerpo

(CABA) Rosa Schönfeld inició otra pelea. Como cuando empezó el reclamo por su hijo Miguel Bru, estudiante de Periodismo desaparecido hace justo 23 años, esa lucha es paciente y pacífica. Ahora, quiere el desplazamiento del fiscal Fernando Cartasegna, quien tiene la responsabilidad de la búsqueda del cuerpo del joven que fue asesinado en una comisaría de La Plata, donde había sido detenido en forma irregular.

La nueva protesta comenzó ayer cuando Rosa se encadenó a la sede de los Tribunales de la capital bonaerense. Ese edificio del que conoce cada rincón, porque su reclamo por “justicia” la llevó a recorrer el palacio decenas de veces. Para saber dónde estaba su hijo primero; para asistir a la condena de los asesinos de Miguel, años después; y para acompañar a familiares y víctimas de la violencia policial desde que conduce la Asociación Bru, una organización humanitaria que canaliza denuncias por irregularidades institucionales.

Miguel fue visto por última vez el 17 de agosto de 1993 cuando estaba con un grupo de amigos cerca del centro de la capital provincial. Lo detuvo una patrulla de la comisaría 9° de La Plata. El estudiante había denunciado a la brigada de esa seccional por presuntos abusos. Con el tiempo y por la persistencia de Rosa, un tribunal platense condenó a dos policías a prisión perpetua. El comisario Walter Abrigo, que murió en la cárcel, y el sargento Justo López, que recuperó la libertad y vive en el Conurbano desde el año pasado. Los consideraron responsables de torturas seguidas de muerte registradas en un calabozo de la seccional.

Pero nunca se supo dónde enterraron los restos de Miguel. Y esa fue la otra gran pelea que comenzó a librar Rosa tras el juicio oral. Ahora cree que otra vez no hay justicia. “Necesitamos que esta causa cambie de fiscal porque no le interesa la búsqueda de Miguel y ahora eso depende del fiscal general”, explicó la mujer. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario