Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

La lucha de la Radio Colifata

La emisora que funciona en el Hospital neurosiquiátrico Borda pasa por su peor momento. “La Colifata está en peligro. No sé si podremos seguir así por mucho tiempo. Además la inestabilidad genera estrés, malestar…”. La voz del psicólogoAlfredo Olivera transmite preocupación: la radio de los internos del hospital, que él fundó hace veinte años y fue copiada en muchos países de Europa y América, generó en 2011 una deuda de 150 mil...

La emisora que funciona en el Hospital neurosiquiátrico Borda pasa por su peor momento.


La Colifata está en peligro. No sé si podremos seguir así por mucho tiempo. Además la inestabilidad genera estrés, malestar…”. La voz del psicólogoAlfredo Olivera transmite preocupación: la radio de los internos del hospital, que él fundó hace veinte años y fue copiada en muchos países de Europa y América, generó en 2011 una deuda de 150 mil pesos.

“En 2010 teníamos diez profesionales; ahora tenemos tres y estamos juntando un 20 por ciento del presupuesto que necesitamos”, aclara.

Números

Para funcionar, La Colifata necesita 45 mil pesos por mes. Hoy recibe 10 mil de pauta del Gobierno, 2000 del Municipio de Morón y 2400 de una empresa familiar que fabrica mates.

En veremos, hay posibles ingresos: un subsidio de 6250 pesos de la Legislatura y un aumento en el apoyo del Gobierno de Cristina Fernández. La estructura de La Colifata está compuesta por psiquiatras, psicólogos, comunicadores, personal administrativo y contadores.

También incluye el desarrollo de sus programas radiales y en YouTube, los grupos terapéuticos y los proyectos de microemprendimientos. “Es una paradoja. Hasta 2010 nos subsidiamos con donaciones del extranjero”, dice Olivera. De 2007 a 2010, el 85 por ciento del presupuesto anual de 360 mil pesos fue donado por el Instituto Francia, de la Academia Nacional de Artes y Ciencias del país de Sarkozy.

El apoyo había surgido por un amigo de la casa, el músico Manu Chao, que había presentado el proyecto en su patria. Pero con la crisis europea, la donación se esfumó. También, en 2010, finalizó la pauta del Gobierno de la Ciudad, de 10 mil pesos. Desde ese día buscan recuperar el apoyo; toda ayuda es bienvenida.

Futuro

Alfredo Olivera viajará a Francia, donde vive su hija. Allí será el jefe del servicio de acompañamiento a la vida social, además de luchar a la distancia por que La Colifata. “Me siento muy gratificado. Voy a tener
un puesto público francés, es muy prestigioso. Aquí, en nuestro país, luchamos para no desaparecer. Pero somos optimistas. Creemos que si sale el apoyo de la Legislatura y el Gobierno sube la ayuda, la radio podrá seguir”, concluyó.

Comentarios

Ingresa tu comentario