Buenos Aires, 25/11/2017, edición Nº 1837

La literatura infantil y juvenil latinoamericana tendrá su cita en la Feria del Libro

Del 25 al 27 de abril, en el marco de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires, al quinto encuentro organizado por la Organización Internacional de Literatura Infantil y Juvenil de Latinoamérica y el Caribe.

(CABA) Las escritoras María Teresa Andruetto y Cecilia Pisos, y los ilustradores Pablo Bernasconi y Lucas Nine serán algunos de los invitados al quinto encuentro organizado por la Organización Internacional de Literatura Infantil y Juvenil de Latinoamérica y el Caribe (IBBY) que se realizará del 25 al 27 de abril en el marco de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires.

Cada dos años, y desde 1956, IBBY entrega el premio Hans Christian Andersen, conocido también como el Nobel de la literatura para Niños y Jóvenes, que más allá de su retribución monetaria otorga visibilidad y prestigio internacional a una obra.

Laura Giussani, vicepresidente de la entidad con sede en la Argentina, comenta a Télam que IBBY “nació en 1953 de la mano de la escritora y periodista alemana Jella Lepman, como respuesta a la crisis de la Segunda Guerra Mundial y tomando como referencia a la literatura como un espejo para conocerse y conocer el interior de cada persona”.

“Actualmente la componen 75 secciones nacionales y tiene como objetivo promover la comprensión internacional entre los niños, a través de los libros, darles la oportunidad de tener acceso a ellos y fomentar la publicación y distribución de los mismos a todo el mundo”, comenta Giussani.

– Télam: Este año el encuentro es en la Feria del Libro. ¿Cuál es el objetivo y cuáles las expectativas?
– Laura Giussani:
Queremos adoptar buenas prácticas, promover la difusión y la circulación de lo mejor que se produce adentro y afuera del país. Tenemos altas expectativas de dar a difusión sobre la tarea de ALIJA, como sección argentina de IBBY, en nuestro país, entre lectores, mediadores, especialistas, autores, instituciones. Se inscribieron muchísimos interesados y esperamos a muchos más. Es una ocasión estupenda para escuchar otras voces de la región. Conocer qué pasa afuera. Además de las conferencias centrales de María Teresa Andruetto (Argentina), Roger Mello (Brasil), ambos ganadores del Andersen; de Isol (ganadora del Premio Astrid Lindgren, ALMA), de Pablo Bernasconi y Pablo de Santis, estos últimos nuestros candidatos 2018 al Andersen, y de Istvansh, candidato argentino al ALMA.

– T: ¿Cuáles son las novedades que se van a presentar durante el encuentro?
– L.G:
Se darán a conocer las actividades de otras instituciones que tienen una larga trayectoria en la tarea de la mediación y promoción de la lectura en el país, como Jitanjáforas, Cedilij y la Fundación Mempo Giardinelli, ganadores del Premio Asahi, que también entrega IBBY, por su programa Abuelas Cuentacuentos. También nos interesa difundir nuestro trabajo en el campo de la literatura y la salud. La intención es generar espacios de mediación, espacios de instalación de lo simbólico, espacios que alberguen un goce estético allí donde pareciera que solo hay enfermedad. Por eso organizamos charlas y encuentros para difundir estas iniciativas en hospitales.

– T: Durante muchos años se repitió que la literatura infantil y juvenil era una rama menor de la creación literaria, ¿cuál es tu opinión?
– L.G:
La LIJ sigue siendo considerada un género menor, esto se evidencia en varias dimensiones, pero trabajamos fuertemente para que se entienda que hay calidad y profesionalidad, tanta como en los libros para adultos, siempre y cuando el término importante sea “literatura” y que la adecuación al destinatario no condicione esa calidad.

– T: ¿Cómo se trabaja desde IBBY para cambiar esa idea?
– L.G:
Valorando con criterios artísticos y no didácticos, pedagógicos o morales. Se valoran las mismas dimensiones que en cualquier manifestación artística: la capacidad de transmitir originalmente, su estructura, su materialidad, su adecuación a un género, su capacidad de incidir en el campo, su diálogo con otras obras y otras ramas del arte.

– T: ¿Cuáles son los logros de la entidad?
– L.G:
Sostenerse a lo largo de siete décadas, sin apoyo económico interesado ni fines de lucro. Por otro lado cada año se suman más “secciones nacionales”. También se van incrementando las participaciones de Secciones de África, América y Asia. Ibby colaboró con la difusión de autores de países no centrales, como Andruetto y Mello, o de Cao Wenxuan, de China, que de otro modo hubieran carecido del merecido reconocimiento mundial, y su obra habría concitado menor difusión.

– T: ¿Qué opinión te merece que haya cada vez más escritores de renombre que se vuelcan a la LIJ?
– L.G:
Se conjugan varios elementos. Por un lado va creciendo la valoración de la LIJ. Es literatura, con un destinatario de menos edad. No por eso debe ser un producto de menor calidad. Los autores se sienten libres de experimentar, viven la LIJ como un campo de juego, un espacio de mayor libertad. En sentido contrario, también puede haber algo de oportunismo. Se vende mucho, y algunas ediciones se agotan pronto.

MG

FUENTE: TÉLAM

Comentarios

Ingresa tu comentario