La Ley de Nocturnidad en la Provincia permitirá que menores puedan ir...

La Ley de Nocturnidad en la Provincia permitirá que menores puedan ir a bailar con mayores

(PBA) El control de las actividades nocturnas siempre arrastra discusiones. Resulta difícil la supervisión e involucra a actores con características complejas: los jóvenes y los adolescentes. La Legislatura bonaerense se sumergió otra vez en ese laberinto y resolvió aprobar una reforma a la denominada “Ley de Nocturnidad” para habilitar el ingreso de menores de entre 14 y 17 años a boliches bailables junto con mayores, en ciudades con menos de 30 mil habitantes.

La reforma llega a pocos días del inicio de la temporada de verano, cuando se intensifica la frecuencia y cantidad de fiestas, bailes y salidas. Y alcanza a por lo menos cuatro municipios ubicados en la Costa, donde comienza la temporada en un par de semanas: Pinamar, Mar Chiquita, San Cayetano y Monte Hermoso.

En términos técnicos, la normativa faculta a 58 municipios con hasta 30 mil habitantes a regular a través de los concejos deliberantes las condiciones y los requisitos para permitir la convivencia de menores y mayores en los locales bailables. Es una excepción en la ley 14.050 que prohíbe la presencia de chicos con menos de 18 años en esos lugares. Los ediles podrán entonces “regular, a través de sus concejos deliberantes, sobre otros límites etarios, conforme a su realidad socio-demográfica y cultural, estableciendo como límite de tal atribución legislativa, la prohibición de ingreso a los menores de 14 años a los locales e instalaciones bailables, cualquiera sea su denominación”.

La iniciativa del senador Patricio García (Bloque Peronista) tuvo un fuerte respaldo de los intendentes de todos los colores políticos. El jefe comunal de General Alvear, Alejandro Celillo (Cambiemos), viajó hasta La Plata para apoyar la reforma. “Pronto enviaremos el proyecto de ordenanza para reglamentar el ingreso de menores”, anticipó el alcalde. También recibió el aval de los intendentes de Laprida, Hipólito Yrigoyen, Daireaux, Carmen de Areco y Colón, entre otros municipios.

Walter Torchio, de Carlos Casares explicó que “en el pueblo hay un solo boliche y sin esta modificación no existe la posibilidad de que los más chicos puedan empezar a salir, como ocurre en ciudades grandes del Conurbano o el resto de la Provincia”. En las localidades del interior la oferta nocturna es reducida. “Vemos cómo muchos jóvenes viajan de un lugar a otro para asistir a fiestas y resulta un peligro los traslados en plena madrugada”, fue uno de los argumentos . El senador García aclaró que, en realidad, la nueva legislación devuelve a los municipios la facultad de reglamentar esta actividad, que les fue quitada con la ley 14.050.

No obstante, la posibilidad de compartir un mismo espacio en la noche también presenta riesgos. Según dijo a Clarín la psicóloga Gabriela Bravetti, profesora adjunta de Psicología Evolutiva II en la UNLP, “el proceso de crecimiento requiere de pasos previos, como pueden ser las matinés o los encuentros de egresados, que les dan a los adolescentes y jóvenes herramientas para afrontar situaciones de crisis con sus pares”. Además, advirtió sobre la complejidad de estar en un mismo espacio, chicos de 15 con otros de 25 –por ejemplo- por las diferencias físicas.

La ley que votó esta semana Diputados no modifica la prohibición de venta de alcohol a menores (las 24 horas, en cualquier lugar). “Será el Poder Ejecutivo, a través de la reglamentación, el que fije el mecanismo para evitar que los chicos con menos de 18 años consuman bebidas en los locales”, explicó García. El senador también aclaró que la posibilidad de ingreso de adolescentes no está pensada para las ciudades con ingreso masivo de turistas. “Hoy la Ley de Nocturnidad tiene un apartado en la reglamentación para permitir excepciones en esas localidades. Tendrán que hacer lo mismo para que en los boliches que abren en el verano en lugares donde se concentran miles de personas no puedan ingresar menores”, argumentó el legislador.

García planteó además que “con el nuevo Código Civil, los adolescentes tienen más derechos y obligaciones. Un pibe de 17 años puede obtener el carnet o votar al gobernador y al presidente. Debe actualizarse la restricción a las salidas para ponernos en línea con esa normativa”. Otra vez, la mirada estará puesta en los controles y la supervisión. Porque algunos artículos de la Ley de Nocturnidad no se cumplen. NR

distritos-bonaerenses-habitantes
Fuente: Clarín