Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Ley de Identidad de Género mejoró la calidad de vida de las personas trans

Un estudio realizado por la Fundación Huésped y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina reveló las mejoras en el acceso a la salud, la vivienda, la educación y el trabajo gracias al impacto positivo de la norma. (CABA) El informe fue dado a conocer con motivo de del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia que se celebra mañana. La población trans “aún se encuentra en...

Un estudio realizado por la Fundación Huésped y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina reveló las mejoras en el acceso a la salud, la vivienda, la educación y el trabajo gracias al impacto positivo de la norma.

identidad de genero

(CABA) El informe fue dado a conocer con motivo de del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia que se celebra mañana.

La población trans “aún se encuentra en una situación de vulnerabilidad debido al estigma y la discriminación” ya que si bien la sanción de la ley “es un paso muy importante, los cambios sociales serán más lentos. Tenemos que trabajar en la sensibilización de la sociedad general”, sostuvo Marcela Romero, presidenta de ATTTA.

La investigación incluyó un estudio cualitativo acerca de las percepciones sobre el impacto de la ley y otro cuantitativo vinculado con las condiciones de vida de las personas trans y el acceso a la salud, la vivienda, la educación y el trabajo.

De la encuesta participaron 498 personas trans, de las cuales 452 son mujeres y 46 son hombres, de siete regiones del país: Ciudad de Buenos Aires, conurbano bonaerense, región Pampeana, Noroeste, Noreste y Patagonia, explicó Inés Arístegui, coordinadora de Monitoreo y Evaluación de Huésped.

En el ítem salud, el estudio reveló que 7 de cada 10 personas se atienden en el sistema público de salud, ámbito en el que 8 de cada 10 sufrieron situaciones de discriminación debido a su identidad antes de la sanción de la ley. Sin embargo, este número disminuyó a 3 de cada 10 personas luego de la promulgación de la norma.

En cuanto a la educación, “la deserción es alta”, pues entre los mayores de 18 años, 6 de cada 10 mujeres y 7 de cada 10 hombres trans abandonaron en el nivel secundario.“La mitad de los encuestados refirieron que el motivo fue la discriminación sufrida” por su identidad de género, según el trabajo, que observó una reducción de estas experiencias “a menos del 20%”, gracias a la legislación. También el nuevo marco legal posibilitó que ahora 1 de cada 10 mujeres y 3 de cada 10 hombres trans retornaron al sistema educativo.

“La precariedad laboral es una de las características que afecta a la población”, según determinó el informe, que además reveló que la ley produjo “la búsqueda de trabajo en el ámbito formal y que 3 de cada 10 mujeres y 6 de cada 10 hombres retomarán la búsqueda de trabajo”.

Conocida la situación del colectivo, ambas ONGs lanzaron la campaña `Expectativas` para “visibilizar la vulnerabilidad de esta población”.

La expectativa de vida de las personas trans es de 35 años, constituyendo el estigma, la discriminación, la falta de acceso a la educación, la salud, la vivienda y el trabajo “factores que reducen la esperanza de vida a la mitad de la de la población argentina”, resaltaron las organizaciones.

Fuente: Telam

Comentarios

Ingresa tu comentario