Buenos Aires, 26/03/2017

La Legislatura porteña aprobó la venta de los terrenos de Catalinas II

Valen más de US$ 300 millones. El dinero se usará para pagar parte de la obra del Paseo del Bajo. El 65% de la superficie deberá destinarse a espacios públicos y a la apertura de calles.

(CABA) El Gobierno nacional ya tiene la autorización para subastar uno de los terrenos más cotizados de la Ciudad. La Legislatura porteña aprobó ayer la construcción de torres en el playón ferroviario de Retiro, conocido como “Catalinas II“. Ahora la Nación podrá vender la tierra y ceder el dinero para la construcción del Paseo del Bajo.

La ley había sido votada en diciembre, pero debía pasar por una audiencia pública y una segunda aprobación. Sucedió ayer, con 42 votos: los 26 del PRO más seis del bloque de Martín Lousteau y la UCR, uno del massismo, tres del partido de Graciela Ocaña, tres del PJ, dos del Socialismo y uno de Claudio Palmeyro, el diputado que responde a Omar Viviani.

El terreno queda entre Madero, Antártida Argentina, Cecilia Grierson y San Martín. Es el playón entre las torres de Catalinas Norte y la Dársena Norte. Son 91.337 m2 que valen más de US$ 300 millones, según calculan en el mercado inmobiliario.

Además de las vías, hay algunas instalaciones con concesiones o permisos precarios, como una estación de servicio Dapsa en la esquina de San Martín y Antártida Argentina, la terminal de Tienda León, una playa de ocho líneas de colectivos, garajes y galpones.

De acuerdo a la ley, la Ciudad autoriza la construcción de torres de oficinas, viviendas, servicios y hotelería en un 35% de la superficie. El otro 65% será de uso público, entre espacios verdes y apertura de calles. En la Agencia de Administración de Bienes del Estado explicaron que hay lugar para hasta siete edificios, pero que es posible que haya desarrolladores que compren más de una parcela para hacer construcciones más grandes.

Todo el dinero se destinará al Paseo del Bajo, la obra de infraestructura más importante de la ciudad. Se trata de la construcción de la autopista subterránea que unirá la 25 de Mayo y la Buenos Aires-La Plata con la Illia en Retiro. La vía rápida, que será usada por camiones y micros, tendrá 6,7 km. y completará la circunvalación de la Ciudad, junto con la General Paz y la avenida 27 de Febrero. De esta manera, el tránsito pesado circulará separado de los autos y peatones, lo que brindará más seguridad vial y menos contaminación.

La traza se hará en trinchera, en el espacio entre las avenidas Huergo/Madero y Alicia Moreau de Justo. En el techo de la autopista instalarán un parque lineal de 60.000 m2, con ciclovías, mobiliario urbano y senderos peatonales, y también abrirán las calles perpendiculares para vincular mejor el Bajo y Puerto Madero.

Los US$ 300 millones de la subasta de Catalinas II cubrirían poco menos de la mitad de los US$ 650 millones que sale el proyecto. El resto vendrá de un crédito ya aprobado por la Corporación Andina de Fomento.

La obra comenzó en enero. Según informó la empresa AUSA, actualmente están haciendo cateos en ambos extremos de la futura traza y liberando espacios en el sector del puerto. También están montando los obradores.

“El Paseo del Bajo es mucho más que una obra de infraestructura. Es un paso crucial para reordenar el tránsito y mejorar la conexión del corredor norte-sur, pero por sobre todas las cosas forma parte de un proyecto sustentado en la firme decisión de mejorar cada día la vida de los porteños”, aseguró Carmen Polledo, vicepresidenta 1° de la Legislatura porteña.

Así como la ley tuvo amplio apoyo, también hubo críticas. “Hay un verdadero estado de excepción para privatizar tierras, armado entre el anterior gobierno kirchnerista y el actual”, se quejó Marcelo Ramal, legislador del Partido Obrero.

Al inicio de la gestión de Mauricio Macri en la Ciudad también se habían rematado tierras en Catalinas Norte. Entre diciembre de 2009 y noviembre de 2010 se subastaron tres lotes que compraron IRSA, Consultatio y el Banco Macro, por $ 386 millones en total. El dinero debía destinarse a construcción de escuelas e inversiones en Educación.

Otros terrenos en venta
El año pasado, la Legislatura avanzó con varias leyes para vender o ceder terrenos públicos en la Ciudad.

En diciembre los legisladores aprobaron la subasta del último terreno libre de Puerto Madero, donde también se harán torres. Se la conoce como “Manzana 1Q“, pero en realidad son dos parcelas que suman 17.075 m2 a la altura de Juana Manso al 400. Recaudarían unos US$ 60 millones, que se destinarán a la instalación del Paseo del Bajo.

El otro gran proyecto es la creación del Parque de la Innovación en Núñez, en terrenos que pertenecían al club Tiro Federal, que será relocalizado. Son 16 hectáreas frente a la cancha de River. La Ciudad venderá las manzanas que dan a Libertador para que se construyan torres. También venderán espacios para que se instalen empresas, laboratorios y universidades vinculadas a la tecnología. El 65% serán espacios públicos.

Además, se votó el proyecto para vender 36 manzanas del Parque de la Ciudad. Allí construirán un barrio que se integrará a la Villa Olímpica. El dinero se usará para la urbanización de la villa 20.

Por último, también aprobaron la concesión del sector del Autódromo que da a avenida Roca para que se instalen concesionarias, talleres y diversos comercios vinculados al rubro automotor. Con esa plata recuperarán la pista y las tribunas. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario