Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

La Legislatura aprobó el nuevo sistema de estacionamiento medido en la Ciudad

Habrá vía libre para gruas y parquímetros en la ciudad. Se pagará para dejar el auto en el 45% de los lugares habilitados y habrá acarreo en barrios como Caballito, Flores y Belgrano. (CABA) La Legislatura porteña aprobó ayer el polémico cambio en el sistema del estacionamiento medido. El año que viene, cuando se concrete la licitación del servicio, los vecinos deberán pagar por dejar su auto en la calle...

Habrá vía libre para gruas y parquímetros en la ciudad. Se pagará para dejar el auto en el 45% de los lugares habilitados y habrá acarreo en barrios como Caballito, Flores y Belgrano.

parquimetros_polanco-3

(CABA) La Legislatura porteña aprobó ayer el polémico cambio en el sistema del estacionamiento medido. El año que viene, cuando se concrete la licitación del servicio, los vecinos deberán pagar por dejar su auto en la calle en el 45% de las cuadras de la Ciudad. Habrá una tarifa diferenciada para quienes vivan en las avenidas más congestionadas, y la hora de estacionamiento se podrá abonar por SMS, tarjeta de débito y otros medios electrónicos. Sin embargo, el macrismo no consiguió que la oposición lo apoyara para restablecer el cepo.

El principal cambio será la expansión de la cantidad de cuadras donde habrá que pagar. Hoy sólo se abona en unos 8.000 espacios del micro y macrocentro más parte del Casco Histórico. A partir del cambio, se definió que en la Ciudad habrá más de 334.000 lugares para estacionar, de los cuales el 55% serán libres y el otro 45% con tarifa.

Pero no se pagará en todos lados lo mismo. En la mayoría de las cuadras habrá una tarifa plana, pero para el resto funcionarán dos rangos de precios. Las avenidas principales y las zonas con más congestión de tránsito (Santa Fe, Rivadavia, Córdoba, Cabildo y Juramento, Las Cañitas, las zonas más congestionadas de Palermo, entre otras) tendrán una tarifa Progresiva 1, en la cual habrá un precio que irá subiendo por cada hora que se deje el auto, ya que la idea es que haya rotación de vehículos. En estas cuadras, los vecinos abonarán la mitad de lo que corresponda a cada hora, para lo cual deberán tramitar un permiso.

En las calles aledañas a esos ejes principales habrá una tarifa Progresiva 2, más barata. El macrismo había propuesto que en estas calles los residentes tuvieran ocho horas gratuitas y luego pagaran el 50%, pero a pedido de la oposición se terminó definiendo que directamente no paguen.

¿Cuánto costará la tarifa? No está definido, pero los últimos números que manejaba el Gobierno porteño eran $ 6 para la primera hora, $ 8 para la segunda, $ 10 para la tercera y $ 12 para la cuarta en adelante. Se pagará por estacionar de lunes a viernes de 8 a 20 y los sábados de 9 a 13.

Otra de las importantes novedades es que será incluido en el estacionamiento medido todo Puerto Madero. Se trata de un viejo reclamo vecinal, porque hoy, como no se cobra y las grúas tienen una cobertura muy parcial, todos los días abundan los autos mal estacionados, principalmente de gente que estaciona su auto allí y se va a trabajar al Centro.

En tanto, el macrismo no logró reinstaurar el cepo, que estuvo vigente entre 1993 y 2003, aunque con muchas críticas. La idea era volver a usarlo como un elemento disuasivo, para aquellos autos que estuvieran mal estacionados durante más de media hora, pero la oposición se negó enfáticamente a este punto.

La ley fue sancionada ayer a la noche, luego de una maratónica sesión que incluyó desde un minuto de aplausos en homenaje a Nelson Mandela hasta una polémica porque no se aprobó el nombramiento del periodista K Horacio Verbitsky como “Personalidad destacada de la Cultura”. El macrismo acordó varios cambios con los bloques opositores, con lo cual consiguió sacar la norma por 38 votos a favor contra 19 y ninguna abstención.

La ley aprobó el pliego de licitación para el servicio, que deberá ser concesionado el año entrante. La Ciudad será dividida en cinco zonas y cada una tendrá su propia empresa, que cobrará un monto por su servicio, el resto del dinero irá a las arcas estatales. Además, a las dos playas de secuestro actuales se le agregarán otras ocho, distribuidas en las diversas zonas de concesión.

Así, se saldará una vieja deuda del Estado porteño, porque hoy el servicio se presta con dos empresas (SEC y STO) que tienen sus contratos vencidos desde 2001, y sólo pagan unos $ 30.000 mensuales de canon. Levantan en promedio 12.000 autos por mes.

1#

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario