Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

La juventud PRO hará visitas “puerta a puerta”

Buscan volver a la dinámica de los timbreos y la militancia "puerta a puerta"

(CABA) En el Gobierno dicen que no quieren perder el contacto con la gente. Es por eso que en las filas macristas preparan para este fin de semana un plan de acción para recuperar lo que la dinámica de la gestión no permitió desde el 10 de diciembre: los timbreos y la militancia “puerta a puerta”.

La movida, habitualmente realizada por funcionarios de primera línea macrista, en este caso estará a cargo de la Juventud PRO, al regreso de su presidente Pedro Robledo tras su audiencia con el Papa Francisco en El Vaticano. Y se motiva fundamentalmente en la necesidad del Gobierno de explicar algunas de las medidas que se tomaron en estos meses. Aunque no lo admitirán públicamente, advierten que algunas decisiones del Presidente, como el ajuste de tarifas, impactaron en un sector de la sociedad ya que no fueron acompañadas de una adecuada explicación.

La idea es hacer algo similar a la campaña: ir casa por casa, en cada provincia y hablar con los vecinos. “Vamos a salir a escuchar más que a hablar”, advierten en la agrupación cuyo crecimiento se aceleró en los últimos tiempos, en línea con el ascenso de Mauricio Macri y su arribo al poder. Con todo, para el operativo estiman que se movilizarán cercará de cinco mil jóvenes en todo el país. Entre ellos, estarán varios jóvenes que actualmente ocupan cargos en el Gobierno, como el propio Robledo, quien es subsecretario de Juventud; Mauricio Colello, actual secretario general del Ministerio del Interior; y Francisco Orell, coordinador en Santa Fe del Ministerio de Desarrollo Social que dirige Carolina Stanley.

En la agrupación sostienen que el vínculo con la gente es la clave que diferencia a este Gobierno de la anterior administración. “Hace más de 12 años que existe un divorcio entre los vecinos y los políticos. Y eso se da fundamentalmente porque los políticos cuando asumen en los cargos se alejan de los vecinos. Nosotros nos queremos mantener cerca”, se diferencian.

Además de explicar las medidas y de reavivar ese lazo de cercanía, en el Gobierno buscan capitalizar las obras que en cada distrito lleva a cabo la Nación. “Al no tener presencia partidaria en todo el país, corremos el riesgo de que los gobernadores y los intendentes se adjudiquen las obras. La idea es hacer un ‘rastrillaje’ en las cercanías de cada una de ellas sólo para poner al tanto que es un plan del Gobierno nacional”, contaron. NT

Fuente: Clarín

 

Comentarios

Ingresa tu comentario