Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

La Justicia ordenó levantar el freno a las concesiones en Costanera Norte

Levantó la cautelar que ordenaba al gobierno porteño suspender la adjudicación de las licitaciones en predios destinados a espacios verdes públicos.

Por Laura Rocha

(CABA) La justicia porteña rechazó la medida cautelar que tenía suspendida la adjudicación de ocho nuevas concesiones para la Costanera Norte, aunque ordenó al gobierno que detalle en un informe el estado de ocupación y explotación de los predios, más allá del avance del proceso.

La Sala I en lo Contencioso Administrativo y Tributario, integrada por Mariana Díaz y Fabiana Schafrik y Fernando Juan Lima en calidad de juez subrogante, hizo lugar al recurso de apelación interpuesto por la administración. Así, el gobierno avanza en el proceso de concesión de los terrenos en los que actualmente funcionan los boliches Pacha y Tequila, y los restaurantes Pizza Banana, Gardiner, Aquellos Años, Rodizio, Siga la Vaca y Bahamas, suspendido en febrero.

Los cánones que se fijaron para los predios van entre los 59.000 pesos y los $ 214.000 mensuales, según los pliegos. En rigor, son sólo las bases; las ofertas económicas se conocerán luego de que se analice la oferta técnica.

“No se advierte, prima facie, que pueda darse por configurada la afectación ambiental invocada en la demanda. La jueza de primera instancia fundó su decisión en que lo dispuesto en los pliegos de especificaciones técnicas con respecto a la modificación de construcciones existentes se opondría al marco normativo vigente, por cuanto esas obras resultarían prima facie incompatibles con los usos permitidos por el artículo 5.4.10 del Código de Planeamiento Urbano”, expresaron los camaristas.

El tribunal destacó que “se previó en los pliegos que toda modificación deberá ser autorizada previamente por la administración, entre ellas la prescripción de que las obras complementen y no alteren el destino propio de los distritos UP”.

La acción de amparo había sido otorgada, en primera instancia, en respuesta a la presentación de la ONG Ecología y Desarrollo Asociación Civil, que entiende que el proceso vulnera derechos ambientales de incidencia colectiva amparados en la Constitución nacional al entregar a adjudicatarios privados inmuebles que están en espacios públicos catalogados para tal fin.

En la nueva resolución, la Sala I no sólo revocó la medida cautelar dictada, también confirmó la intimación al gobierno porteño a que brinde un informe sobre el estado de ocupación, tenencia o explotación de los predios.

Contratos vencidos
Cabe recordar que los predios en discusión, cuyos contratos vencieron en 2009, siguen funcionando hoy con permisos precarios y están dentro de una zona catalogada como Urbanización Parque (UP), razón por la cual deberían ser un espacio verde y no un polo comercial. Sin embargo, en el gobierno porteño no lo entienden así y explicaron que esos espacios seguirán funcionando cuando se presente un “master plan para la Costanera Norte”, que está en elaboración.

Ese proyecto incluye la creación del parque Costanera Norte, detrás del complejo Punta Carrasco, entre el Club de Pescadores y la desembocadura del arroyo Maldonado. Se trata de 14.000 metros cuadrados que se sumarán al espacio público, según aseguraron, aunque no se precisó la fecha. Todas estas obras están enmarcadas en la ampliación de la pista del Aeroparque.

En el gobierno entienden que no se llama a una nueva concesión en un área no permitida, según lo establece una ordenanza de 1993. Para la Dirección General de Concesiones, sólo se abre el proceso en aquellos predios que existían.

Hasta el momento en que suspendió el proceso, se habían presentado seis ofertas para la renovación de los locales.

pacha

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario