Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

La justicia ordenó la reincorporación inmediata de dos alumnos suspendidos del Nacional

Los alumnos habían quedado libres por cantidad de amonestaciones luego de la toma realizada en la institución. Ahora la justicia ordenó su reincorporación. Entre ellos está la hija de un integrante de la Magistratura. El Colegio apelará la medida. (CABA) La Justicia ordenó la reincorporación de dos de los tres alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires que habían presentado un amparo para suspender las sanciones recibidas luego de la...

Los alumnos habían quedado libres por cantidad de amonestaciones luego de la toma realizada en la institución. Ahora la justicia ordenó su reincorporación. Entre ellos está la hija de un integrante de la Magistratura. El Colegio apelará la medida.

Ingreso-exigente-Nacional-Buenos-Aires_CLAIMA20120311_0047_19

(CABA) La Justicia ordenó la reincorporación de dos de los tres alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires que habían presentado un amparo para suspender las sanciones recibidas luego de la toma del colegio, efectuada entre el 17 y el 26 de setiembre.

“Es un antecedente raro que pone en tela de juicio la autoridad escolar”, le dijo Gustavo Zorzoli, rector del Colegio. “Lo desconcertante es que un juez decide reincorporar a alumnos en un colegio, que se ocupe de eso, creo que debe ser la primera vez”.

Una de las alumnas que será reincorporada es la hija de Hernán Ordiales, integrante del Consejo de la Magistratura en representación del Poder Ejecutivo.

Por la toma del Colegio habían sido sancionados 26 alumnos con 20 amonestaciones, y 10 de ellos que ya tenían sanciones anteriores quedaron libres, lo que implica que debían rendir todas las materias en diciembre.

Ahora, este medida cautelar revierte la sanción y, a dos semanas de que terminen las clases, parecen dar por finalizado un conflicto con muchos intereses en juego. Zorzoli confirmó que el colegio apelará la medida y criticó a los jueces: “que los alumnos hayan quedado libres es consecuencia de que ya tenían amonestaciones de antes”, dijo.

La toma del Colegio Nacional de Buenos Aires se desarrolló entre el 17 y el 26 de setiembre. Los alumnos del colegio, que depende de la Universidad de Buenos Aires (UBA), se habían sumado en respaldo a las protestas que realizaban estudiantes de otros secundarios porteños, en rechazo a la reforma del nivel medio.

Sin embargo, un episodio le quitó protagonismo al reclamo y puso a los alumnos bajo la lupa: cinco chicos que participaban de la toma se metieron en los túneles ubicados debajo de la Manzana de las Luces e ingresaron a la Iglesia San Ignacio de Loyola, la más antigua de la Ciudad, donde realizaron distintos destrozos.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario