Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

La Justicia mexicana niega denuncia de Raúl Martins contra Lorena

Lorena Martins concluyó su misión en México, país al que viajó para radicar las denuncias contra su padre que ya hizo en la Argentina, aportar pruebas a la Justiciia local y entrevistarse con autoridades políticas, como la Primera Dama,  Margarita Zavala Gómez del Campo, mujer del Presidente Felipe Calderón y la diputada Rosi Orozco, presidenta de la Comision contra la trata de personas en el Congreso mexicano. Según un reporte del diario mexicano Por Esto!,...

Lorena Martins concluyó su misión en México, país al que viajó para radicar las denuncias contra su padre que ya hizo en la Argentina, aportar pruebas a la Justiciia local y entrevistarse con autoridades políticas, como la Primera Dama,  Margarita Zavala Gómez del Campo, mujer del Presidente Felipe Calderón y la diputada Rosi Orozco, presidenta de la Comision contra la trata de personas en el Congreso mexicano.

Según un reporte del diario mexicano Por Esto!, que cita documentos de las autoridades, Raúl Martins denunció a su hija por extorsión ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Un día después, el mismo diario informó que el Subprocurador General de Justicia de Quintana Roo, Juan Ignacio Hernández Mora, negó que hubiera una denuncia contra Lorena Martins.

El caso Raúl Martins Coggiola parece nuevo en la Argentina, al menos para la opinión pública, pero lo único nuevo, en rigor, son las recientes denuncias de Lorena que involucran a funcionarios del Gobierno de la Ciudad, al Pro, y en particular a Mauricio Macri, fotografíado junto a su esposa Juliana Awada en un prostíbulo de Cancún con Gabriel Conde, socio de Martins.

El otro involucrado dentro del macrismo es el dirigente de Boca y patrón del Pro en Flores, Oscar Rios, quien -siempre según Lorena- recibió dinero en efectivo de Martins en un despacho del Gobierno de la Ciudad, en la Comuna 7.

En cuanto a lo antiguo del caso y las investigaciones, hay notas firmadas por el periodista argentino Alejandro Pairone en el matutino mexicano Reforma, quien hace años ya escribió extensamente sobre los “negocios” e ilegal estadía de Martins en ése país, su pasado como espía de la SIDE durante la ùltima dictadura en Argentina, y sus vínculos en México con cárteles del narcotráfico.

En México, los primeros pasos de Martins están registrados en el año de 2002, a donde llegó luego de enfrentar una investigación en nuestro país en 2001, en la que, entre otras acusaciones, clientes lo denunciaron por filmarlos en sus locales con el fin de extorsionarlos.

Una de las notas de Reforma de hace cinco años señala, a partir del testimonio de Claudio Lifschitz, ex abogado del espía argentino, que “los mejores clientes de Martins son narcotraficantes, empresarios y políticos de Quintana Roo, que visitan sus locales o solicitan les sean enviadas jovencitas para fiestas privadas en mansiones, yates o cruceros”.

“Martins se ufana de (…) estar bajo el ala protectora del poderoso empresario Isaac Hamui, socio del ex Gobernador Joaquín Hendricks”, según le dijo Litschitz a Pairone, quien por entonces se desempeñaba como corresponsal de Reforma para Buenos Aires.

Lorena se encuentra actualmente en México, a donde viajó -solventada por el gobierno de ése país-, y luego de la amenaza de muerte que le habría hecho por Nextel su propio padre, para ratificar sus denuncias ante la Procuraduría General de la República (PGR) y detallar su modus operandi, al que conoció desde adentro, como una infiltrada, según ella misma describe.

En sus declaraciones de esta semana, Lorena Martins dijo algo similar a lo publicado entonces por Reforma: “(Martins) Tiene una estrecha vinculación con los Zetas. Lo sé por su propia boca (…) Hay un ex gobernador que está nombrado, gente del ayuntamiento (de Cancún), él (su padre) mantuvo vínculos de corrupción con agentes de migración”.

Comentarios

Ingresa tu comentario