Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

La izquierda logró dos bancas en la Legislatura

Las dos fuerzas sumaron 7 %. El partido de Zamora, AyL, sacó el 4 % y logró una banca. El FIT obtuvo la reelección de Marcelo Ramal.

(CABA) Fernando Vilardo respiró aliviado. Ya se había contado más del 90% de los votos. “Vamos a festejar, pero terminamos temprano. Mañana me levanto a las 5 para ir a trabajar”, dijo a LA NACION este empleado administrativo de un supermercado que, a los 35 años, ocupará su primer cargo público. La tendencia era irreversible: fue elegido legislador por Autodeterminación y Libertad (AyL), uno de los dos diputados porteños que sumó ayer la izquierda en la Capital.

Conforme a sus previsiones, la izquierda porteña logró su objetivo. Marcelo Ramal por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) fue elegido con el 4,7%, con el 92% del padrón escrutado. Unos votos detrás se ubicó Vilardo, con el 3,9%. Esos números sirvieron como desahogo en los búnkeres partidarios ante los crecientes temores por una elección polarizada entre Pro, ECO y el Frente para la Victoria.

Unos 50 militantes de AyL habían invadido el Café de la Casona, un bar que ofició de búnker improvisado. Remera negra, jeans y zapatos cancheros, Vilardo se llevó besos y abrazos de todos sus compañeros ante la mirada atenta de Luis Zamora. “El panorama general que dejan estas elecciones es muy malo para los porteños, pero estamos contentos porque recuperamos un lugar en la Legislatura”, argumentó el líder partidario. Zamora, que será candidato a diputado nacional en las PASO, se ubicó cuarto en la pelea por la jefatura de gobierno, con el 4%.

Después de haber contado con amplio apoyo electoral en 2001 y 2003, Zamora dio ayer el primer paso para la reconstrucción de AyL. Vilardo es el primer representante de la juventud, que el ex diputado potenció durante estas elecciones. “Nuestro desafío es que AyL trascienda la figura de Luis”, desafió Vilardo.

Pese a que compitieron en estas elecciones, desde AyL hicieron un guiño a distintas fuerzas de izquierda “que se oponen a los negociados” para reforzar el trabajo legislativo, como el FIT. Justamente este frente tendrá a partir de diciembre un bloque de dos legisladores. Ramal (PO), que ya era legislador y todavía tiene mandato hasta 2017, fue elegido nuevamente diputado porteño. Como parte del sistema de bancas rotativas, asumirá en diciembre la nueva banca y cederá el lugar ganado en 2013 a Patricio del Corro (PTS) por dos años.

Búnkeres separados
Militantes con banderas rojas del PTS cortaron la calle Riobamba a la espera de los resultados. Menos exultantes, pero satisfechos, estaban los principales dirigentes partidarios. “Fue una elección muy complicada porque [Horacio Rodríguez] Larreta gastó $ 4 millones por día en publicidad. Lo mismo [Martín] Lousteau y [Mariano] Recalde. Se hace muy difícil la lucha”, afirmó Myriam Bregman (PTS), candidata a jefa de gobierno del FIT, que terminó en el quinto lugar con el 3,1%.

El nuevo sistema de boleta única electrónica no modificó el viejo corte de boleta, una tendencia habitual en el voto de izquierda. La lista de legisladores del FIT, encabezada por Ramal, sacó 30.000 votos más que la fórmula de Bregman. “Estamos casi en el doble”, se entusiasmaba un dirigente cuando conocieron los primeros datos. En plena interna nacional, en el PO inflaron el pecho por la performance de su candidato en comparación con sus rivales del PTS. La tensión aumentó en las últimas semanas y quedó en evidencia ayer cuando Bregman y Ramal esperaron los resultados por separados, en búnkeres distintos, a sólo tres cuadras de distancia.

Las caras largas eran indisimulables en el hotel Bauen, un clásico recinto de la izquierda. Itai Hagman (Camino Popular), el único candidato que se presentaba con lista corta, obtuvo el 2,4% de los votos y se quedó fuera de la Legislatura. Hagman mejoró los números de las PASO, pero, sin la tracción de un candidato a jefe de gobierno, no le alcanzó para cumplir su objetivo.

Los candidatos de izquierda mejoraron ayer su performance con respecto a las PASO. Zamora subió de 2,1% a casi 4%. Bregman pasó de 2,3% a 3,1%

Después de volver a poner a AyL en la Legislatura, Zamora intentará regresar al Congreso, ya que será precandidato a diputado nacional.

zamora bregman

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario