Buenos Aires, 29/03/2017

La isla Martín García cumple 500 años pero se está perdiendo en el olvido

Los isleños se quejan por la falta de lanchas y de servicios

(PBA) Una historia que dispara mil historias: en 1516, Juan Díaz de Solís navegó por primera vez las aguas del Río de la Plata. El despensero de esa expedición, que venía bajando desde Brasil, murió y Solís decidió desembarcar en una isla para darle cristiana sepultura. Esa isla y ese despensero se llaman Martín García. Desde entonces, las mil historias: Guillermo Brown la defendió ante los realistas españoles. Sarmiento quiso fundar la capital de “Argirópolis”, una unión de Argentina, Uruguay y Paraguay. Los inmigrantes hacían la cuarentena antes de desembarcar en Argentina. Fue refugio de masones y de nazis. Cuatro presidentes estuvieron presos en la isla. Dos célebres médicos –Luis Agote, desarrolló la técnica de la transfusión de sangre, y Salvador Mazza, investigador del mal de Chagas– dirigieron el hospital Lazareto. Menem la recorría habitualmente para comprar el pan dulce, que aún se sigue fabricando ahí. Y tantas historias en estos 500 años desembocan hoy en un presente no muy feliz. A pesar de que forma parte del patrimonio histórico de los argentinos, los isleños dicen que está al borde del abandono.

Cementerio-Martin-Garcia-Gerardo-Dell_CLAIMA20160702_0051_17

En su época de mayor esplendor, en los años 50, llegó a estar habitada por 4.700 personas, pero ahora solo tiene una población estable de 105. Los isleños se quejan de la falta de transporte, que dificulta la llegada del turismo, principal motor económico de la isla. Solía recibir 35 mil turistas por año, pero ahora llegan menos de 10 mil. La luz se corta todas las noches, de 3 a 7 de la mañana. Y el transporte de mercaderías también tiene problemas por la poca frecuencia de lanchas. Casi no hay emprendimientos privados y muchas de las casas están abandonadas y sepultadas por la vegetación. Los docentes que van a la isla no se pueden quedar a dormir en la casa que debería alojarlos porque no está en condiciones. En lugar de eso, deben ir y volver en el día algo que, como mínimo y dependiendo de la lancha que haga el viaje, les toma 4 horas. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario