Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

La inutilidad de los viejos canastos de basura

Ya nadie los usa.

Las empresas encargadas de los residuos sólo recogerán las bolsas y desechos que estén en los contenedores.

canastos-para-basura-reforzados-la-plata-13660-MLA136543638_3706-F

(CABA) El vecino de la Capital que vive en una casa deja la basura en el tradicional canasto sobre la vereda y se queja porque los camiones de residuos no la recogen. Pues bien: tendrá que saber que ya no lo harán más. Sí. Estas estructuras de hierro, incluso, muy pronto desaparecerán del mapa porteño. Y la razón es bien sencilla: el nuevo contrato de la basura que firmó el gobierno porteño, por 10 años, prevé una recolección sólo de los residuos que están en los contenedores. El resto ya no será responsabilidad de la empresa asignada en cada barrio.

Hoy, mientras la Ciudad contrató un servicio diferencial -y esporádico- para llevarse los desechos de los canastos, comenzó a informar a los vecinos que muy pronto abandonará esta iniciativa. Las bolsas de residuos deberán terminar, sí o sí, en los contenedores de cada cuadra. Esto explica por qué la basura hoy parece “invisible” hasta para los barrenderos.

Así, los porteños tendrán que asumir que el popular canasto pasará a ser un ícono de otra época. Aunque todavía mucha gente se resiste a abandonarlo: acumulan basura hasta del caminante ocasional que para no tirar el papel en el suelo, por ejemplo, diluye su culpa apoyándolo dentro del enrejado de hierro. Y que le reza a “la virgen de los vientos” para que no lo vuele a la vereda.

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario