Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

La historieta mundial “Viñetas Sueltas” llega a la Ciudad

La cuarta edición de la muesta que busca reunir, con multiples propuestas, a todo el universo del prolífico género de las historietas, tendrá lugar en cinco sedes de la ciudad de Buenos Aires desde este sábado. (Ciudad de Buenos Aires) El Festival Internacional de Historietas Viñetas Sueltas 2012, que en esta cuarta edición pone el acento en la producción argentina y latinoamericana, comenzará el próximo sábado en cinco sedes de...

La cuarta edición de la muesta que busca reunir, con multiples propuestas, a todo el universo del prolífico género de las historietas, tendrá lugar en cinco sedes de la ciudad de Buenos Aires desde este sábado.

malba-parabuenosaires-com

(Ciudad de Buenos Aires) El Festival Internacional de Historietas Viñetas Sueltas 2012, que en esta cuarta edición pone el acento en la producción argentina y latinoamericana, comenzará el próximo sábado en cinco sedes de la ciudad de Buenos Aires y el 6 y 7 de octubre se trasladará a Tecnópolis.

Luego de dos años de ausencia, y posterior al II Congreso Viñetas Serias que concluye el sábado, este festival abre con una extensa programación que incluye charlas, presentaciones para tantear el presente editorial, disertaciones y un abanico de muestras sobre la tradición local, los nuevos talentos, la memoria, el género fantástico y las escenas latinoamericanas, africanas y europeas.

El lema de este año es “mostrar la realidad de la historieta a todos desde la experiencia práctica, no solo a fanáticos” y su director Thomas Dassance así lo confirma a Télam: “Atraer nuevos lectores es la base. Estamos en las antípodas de trabajar para el público ya existente, nos interesa que se encuentre de todo en el festival, pero el trasfondo es captar nuevos lectores, por eso se muestran todas las facetas”.

Viñetas Sueltas abre sus puertas (primero en el Malba, ECUNHi, CCEBA, Alianza Francesa y Centro Cultural Coreano y luego en Tecnópolis) para el amante de la cultura, el lector de libros, el cinéfilo, el que busca diversión, los más chicos, el neófito, el que quiera curiosear y todo aquel que desee meterse en las fauces de este lenguaje.

La propuesta es intensa: habrá una jornada con el cruce de la historieta y la literatura, un circuito de presentaciones en las librerías porteñas, talleres y clínicas y la instalación de una inmensa Feria Internacional de Revistas y Editoriales de historieta, una apuesta novedosa en la Nave de la Ciencia en Tecnópolis, donde además se instalará la muestra “Cien años de historieta argentina”.

“Vamos a mostrar lo más actual como la historieta documental de Olivier Balez (Francia), lo periodístico de Glidden, autora de `Una judía americana perdida en Israel`; los trabajos de ciencia ficción del argentino Salvador Sanz o la visión histórica de Téhem y Sabine Thirel, de Isla de la Reunión. Se pueden disfrutar de todos esas formas que asume la historieta hoy”, agregó Dassance sobre la columna vertebral en materia de invitados.

Sin embargo, este año y a diferencia de ediciones previas en las que predominó la mirada europea y estadounidense, el festival prioriza la historieta nacional y latina traducida en muestras como “Cuando lea ROBOT beba” del colectivo colombiano ROBOT, un grupo de Medellín que decidió enfrentar la marginalización en su país y que hoy es una pieza fundamental de la nueva vida de la historieta colombiana.

También, en Tecnópolis, estará la muestra “Los colores del blanco y negro” sobre las múltiples facetas gráficas del dibujante uruguayo Renzo Vayra y la charla “Historieta sin tradición: historieta latinoamericana sin límite con Daniel (Colombia), Carolina Rodríguez (Venezuela) y Marco Tóxico (Bolivia).

“A diferencia de Argentina donde hay una tradición rica, hay autores que trabajan en países donde no hay una historia de producción. Ahora están teniendo un relativo auge que les permitió imponer cuestiones de edición o pensar en un premio como en Colombia, donde hasta hace poco estaba considerada como la pornografía. No se podía vender historietas legalmente en los kioscos de diarios”, cuenta Dassance.

De los consagrados pisarán Buenos Aires el boliviano Marco Tóxico, considerado uno de los 10 mejores ilustradores del 2012, Joni b. que se destacó por su libro “Parque del Poblado” sobre la Medellín nocturna y Truchafrita, también uno de los nuevos exponentes, autor de una tira en el diario El Colombiano.

La otra pata es la mirada local, que Dassance define como “dual”. “Por un lado, hay un evidente resurgir de las editoriales, gran cantidad de libros editados hace seis o siete años, pero estamos en un momento en el cual la historieta necesita consolidarse para pensar en un porvenir interesante, con crecimiento”.

En la Isla de la Reunión, por ejemplo dice Dassance, un territorio francés con 600 mil habitantes “un éxito de ventas es de 8.000 ejemplares, acá si vendés 1.000 al año es un golazo. La realidad es dual, hay muchos libros de historietas, pero pocas ventas y lectores”, insiste.

Para el director, entonces, las ventas están “divididas” pero en muchos casos el gran problema para que la historieta llegue a los lectores es la distribución: “Las editoriales radicadas en Buenos Aires no llegan todavía al público cordobés o tucumano, no hay unificación nacional, todavía falta para que vislumbremos un cambio o un aumento”, indica.

Mientras el futuro editorial se acomoda, Viñetas Sueltas gana terreno y lectores con propuestas en los diversos espacios de este arte, y con invitados sólidos como Darshan Fernando, Frank Hippolyte, Iván Santiago de Venezuela y los argentinos Gustavo Sala, Carlos Sampayo, Pablo de Santis, Juan Sasturain, Max Aguirre, Leonardo Oyola, Carlos Nine, Lucas Nine, Sergio Langer, Diego Parés y Tute.

La programación completa con sedes y horarios se puede consultar en el sitio oficial: www.vinetas-sueltas.com.ar.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario