Buenos Aires, 24/11/2017, edición Nº 1836

La hija de Carlos Kunkel lidera la toma del colegio Nacional Buenos Aires

Macarena, hija del diputado kirchernista Carlos Kunkel, tiene 17, está en 5° año y es vocal del Centro de Estudiantes. Se oponen a la concesión privada del kiosco y el buffet. Los alumnos hicieron “cordones” para que no ingresen las autoridades. Los estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires resolvieron extender al menos hasta mañana la toma que empezaron ayer al mediodía, sin permitir el dictado de clases ni realizar otra...

Macarena, hija del diputado kirchernista Carlos Kunkel, tiene 17, está en 5° año y es vocal del Centro de Estudiantes. Se oponen a la concesión privada del kiosco y el buffet. Los alumnos hicieron “cordones” para que no ingresen las autoridades.

20120712-104702.jpg

Los estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires resolvieron extender al menos hasta mañana la toma que empezaron ayer al mediodía, sin permitir el dictado de clases ni realizar otra actividad académica en la institución.

Los alumnos volverán a pasar la noche en el colegio y mañana a las 7:30, con el ingreso del turno matutino, realizarán una asamblea donde resolverán sus próximos pasos, señaló Macarena Kunkel, hija del diputado kirchnerista Carlos Kunkel, que lidera la ocupación del establecimiento.

Macarena, de 17 años y que cursa el último año, confirmó en diálogo con Radio 10 que “el colegio está tomado” y que se armaron “cordones para que no pasen las autoridades”.

La adolescente explicó que los alumnos reclaman por la existencia de un bar institucional dentro del establecimiento. “Hay un problema en común (con los alumnos que toman el Colegio Carlos Pellegrini) que es la concesión privada del kiosco y el buffet”, dijo la representante estudiantil y denunció “precios elevados” en comparación con los comercios de afuera de la institución.

“La oferta que ofrecen no es la que corresponde y los menús no son en su totalidad de nuestro agrado”, explicó la joven. Con una lista en la mano, Macarena Kunkel manifestó que, por ejemplo, una bebida cola “vale 1,50 pesos más que en el kiosco de la cuadra” y que “un café chiquito cuesta 4,50 pesos”.

También protestan porque el rector del colegio resolvió jubilar a Guido Martínez Cornejo, quien se desempeñaba como portero y que con 78 años de edad ha excedido en mucho la edad para alcanzar el retiro.

“El portero tiene derecho a tener un trabajo estable y reclamamos que se tenga en cuenta que él quiere seguir” en actividad, señaló la hija del legislador oficialista, al mismo tiempo que apunto que “todavía no empezó el trámite de jubilación”.

Al ser consultada sobre la opinión de su padre, la estudiante del secundario subrayó: “No me lo crucé desde que vine al colegio a mí papá, no sé qué opina de esto; yo estoy como representante del centro de estudiantes”.

En principio la ocupación culminará mañana, último día de clases antes del receso escolar, aunque según señaló Macarena Kunkel al regreso de las vacaciones de invierno vamos a votar en asamblea los pasos a seguir.

Comentarios

Ingresa tu comentario