Buenos Aires, 20/09/2017, edición Nº 1771

La Garayalde: la primera novia de Tinelli

Fue invitada por su familiar, el legislador porteño Jorge Garayalde, al homenaje que Juan Alberto Badía recibió en la Legislatura porteña. Badía le hizo tomar nota a Marcelo Tinelli del regreso de La Garayalde, su primera novia.     Alejandra Garayalde aún goza de un privilegio que casi no es propio de quienes están o estuvieron cerca de Marcelo Tinelli: el anonimato. El miércoles pasado, la primera novia bolivarense del...

Fue invitada por su familiar, el legislador porteño Jorge Garayalde, al homenaje que Juan Alberto Badía recibió en la Legislatura porteña. Badía le hizo tomar nota a Marcelo Tinelli del regreso de La Garayalde, su primera novia.

 

 

Alejandra Garayalde aún goza de un privilegio que casi no es propio de quienes están o estuvieron cerca de Marcelo Tinelli: el anonimato. El miércoles pasado, la primera novia bolivarense del conductor pasó casi inadvertida en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, donde se realizó un acto para distinguir a Juan Alberto Badía como Personalidad Destacada de la Cultura porteña.

 

Después de más de veinte años, ella se reencontró con Badía. “Fue muy emocionante volver a verlo. Estuvimos charlando un rato antes del acto; él se merece todo esto”, contó a Diario PERFIL Garayalde, sentada en las primeras filas del Salón Dorado de la Legislatura. El año pasado, Badía la nombró al aire en su programa 360TV, adonde Tinelli fue invitado. “¿Te acordás de la Garayalde? ¡Qué linda mujer!… Era demasiado para vos”, le dijo en broma Badía a su amigo.

 

Aquella noche, ella rió frente al televisor y recordó una vez más a aquel novio de su primera juventud. “Estuve muy enamorada, creo que fue el amor de mi vida. Siempre deseo que sea muy feliz, me río mucho cuando hace payasadas en el programa y me veo muy reflejada en él, en la manera de ver la vida y tomarla con una sonrisa”, contaba Garayalde a PERFIL en una entrevista días posteriores a ser mencionada en televisión.

 

Fue en 1981 cuando ambos se cruzaron por primera vez: ella tenía 18 años, y era común verla desfilar en algún evento o trabajar de promotora en exposiciones. Ambos se conocieron en la Sociedad Rural de Bolívar. Marcelo por ese entonces tenía 21, ya hacía radio y en poco tiempo empezaría a hacer columnas en el programa Badía & Compañía. Estuvieron cinco años juntos. Pero ella tuvo que dejarlo ir cuando los viajes a Buenos Aires comenzaron a ser más frecuentes y el nombre de Marcelo empezaba a ser conocido. Alejandra siguió su vida: se casó, tuvo tres hijos y luego de 15 años se separó. Es ama de casa y vive con una de sus hijas.

 

Sin embargo, ahora quiere seguir su vida en Buenos Aires. “Si todo sale bien, me vengo a vivir dentro de unos meses con mi hija, que empieza a estudiar periodismo”, cuenta sin dar más detalles. Ella no lo dirá directamente, pero Tinelli ya está moviéndose para conseguirle un trabajo. Si bien desde Ideas del Sur la tantearon para hacer un especial con Marcelo, Alejandra no quiere saber nada con semejante propuesta. “Mucho menos”, enfatiza ella, con participar de “Bailando por un sueño”.

 

El trabajo no será dentro de la productora, y estará bien lejos del ambiente artístico. “La vida hace que siempre volvamos a encontrarnos. Él, cada vez que vuelve, pasa a saludar por mi casa de Bolívar”, dice Alejandra. Ahora será ella la que estará más cerca de él.


Comentarios

Ingresa tu comentario